Juan del Val defiende con vehemencia el innovador restaurante de Íñigo Onieva ante críticas

La reciente apertura de Casa Salesas, el nuevo restaurante de Íñigo Onieva ubicado en una distinguida zona de Madrid, ha sido el centro de una creciente polémica. La controversia surgió a partir de una revelación del programa Mañaneros de Televisión Española, la cual indicaba que amigos y familiares del empresario y esposo de Tamara Falcó habían sido los responsables de las primeras reseñas positivas del restaurante antes de su apertura oficial. Este hecho ha generado un intenso debate en varios programas de televisión, poniendo en cuestión la credibilidad de Onieva.

El asunto de las reseñas online ha sido abordado en La roca, el espacio dominical presentado por Nuria Roca junto a diversos colaboradores, incluido su esposo, Juan del Val. Este último, al igual que Roca, mantiene una estrecha amistad con Tamara Falcó, compartiendo participaciones en la tertulia de El hormiguero. Del Val, con un tono crítico hacia quienes se han sumado al escrutinio, sugirió que “la gente tiene muy mala leche” y puso en duda la autenticidad de los comentarios negativos, aludiendo a que muchos no habían visitado el establecimiento.

La discusión se extendió entre los colaboradores, en donde manifestaron una tendencia a sólo ofrecer reseñas positivas y un rechazo a la cultura de criticar negativamente en línea. La presentadora, Nuria Roca, confesó nunca haber realizado una reseña, pero señaló que siempre optaría por hacerlo positivamente. La conversación derivó hacia la reflexión de Juan del Val, quien enfatizó en la importancia de formarse una opinión propia visitando el restaurante y desestimó la tendencia a desacreditar los negocios sin una experiencia directa.

Este episodio de controversia coincide con una fluctuación en las valoraciones del restaurante Casa Salesas, las cuales, según se mencionó, han pasado de una baja puntuación inicial a una más favorable en el transcurso de pocos días. Esto fue interpretado por algunos como evidencia de manipulación, mientras que otros lo vieron como una corrección natural tras un comienzo complicado.

Hasta el momento, Íñigo Onieva no ha realizado declaraciones oficiales en respuesta a las acusaciones sobre las reseñas anticipadas gestionadas por su círculo cercano, dejando al escrutinio público y al tiempo la tarea de dilucidar la autenticidad de las valoraciones de su restaurante. La discusión en torno a Casa Salesas se une al debate más amplio sobre la influencia y el impacto de las reseñas online en el éxito o fracaso de establecimientos gastronómicos, especialmente en una era digital dominada por la opinión colectiva accesible con un solo clic.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×