Fundación Excelentia continúa con el apretado ciclo de conciertos que empezó en octubre y que se desarrollan ene l Auditorio Nacional de Música de Madrid y en el Teatro Real. Obviamente, como la prioridad son las medidas de protección frente al virus, Fundación Excelentia y los dos escenarios mencionados, recuerdan las medidas obligatorias, como son adelantar la llegada al recinto, que abre una hora antes, aforo reducido en los ascensores, cierre del guardarropas y el servicio de cafetería, supresión de los programas de mano y el ruego de entrar y salir de manera ordenada sin aglomeraciones.

Increíble final y comienzo de año con la música de Fundación Excelentia 1

Entre los últimos conciertos de 2020 destaca el bien conocido Mesías de Händel que va a ser interpretado por la Orquesta Clásica Santa Ceciliar y el Excelentia Vocal Ensembre bajo la dirección de Kynan Johns y con las voces de Rocío Martínez, soprano; José Luis Sola, tenor; Marta Infante, mezzosoprano y David Cervera, bajo, los días 15 y 23 de diciembre en el Auditorio Nacional de Música a las 19:30 y el 24, día de Nochebuena, a las 11:30 en el Teatro Real. De este modo, los aficionados tienen la oportunidad de disfrutar de esta obra inmortal pese a las limitaciones de aforo.

No queda muy claro por qué El Mesías es una obra típica navideña, cuando, en realidad solamente un tercio de la obra habla del nacimiento de Jesus; el resto es sobre su muerte y resurrección, pero lo cierto es que no hay temporada en que no toque representar este oratorio que desde el mismo día de su estreno el 12 de abril de 1742 –curiosamente en plena Semana Santa– ha cosechado sucesivos éxitos. Del mismo modo que las distintas “Pasiones” rodean la Semana Santa, algo bastante evidente, El Mesías se impone incluso a los villancicos populares. Tal vez, como dijo Laurence Cummings, director de la London Haendel Orchestra: “Hay mucha música buena de Semana Santa y muy poca para Navidad”. Desde su estreno y hasta hoy en día, El Mesías, de George Friedrich Händel, se ha representado a lo largo de la historia y se ha convertido en la obra navideña por excelencia.

Concierto de Año Nuevo

Aunque sin la tradición enorme de Viena, el Concierto de Año Nuevo ya se hizo habitual en muchos auditorios españoles, todos ellos inspirados en el tradicional concierto de Año Nuevo celebrado desde 1939 en la Sala Dorada de la Musikverein de Viena, y en donde la familia Strauss es siempre la protagonista, salvo pocas excepciones. Uno de esos conciertos que reviven los valses y polcas de los Strauss es el que desde hace años ofrece la Fundación Excelentia en su tradicional concierto navideño en el Auditorio Nacional de Madrid. Serán, también haciendo doblete, los días 26 y 28 de diciembre, una vez más con la Orquesta Clásica Santa Cecilia bajo la dirección de Kynan Johns. Dos buenas oportunidades para celebrar el fin de este nefasto año 2020 y dar la bienvenida esperanzada a 2021.

Curiosamente, el primer Concierto de Año Nuevo en Viena no se celebró un 1 de enero, sino el 31 de diciembre de 1939 (con un ensayo público el día anterior), como “concierto extraordinario” (Außerordentliches Konzert), dirigido por Clemens Krauss. El siguiente concierto se celebró el 1 de enero de 1941, recibiendo ya el título definitivo de “Concierto de Año Nuevo”. El “Concierto de San Silvestre” (Sylvesterkonzert), con el mismo programa del de Año Nuevo, se celebra desde el 31 de diciembre de 1952, y el ensayo general, o “preaudición” (Voraufführung), desde el 30 de diciembre de 1962, entonces como un concierto privado para miembros de las Fuerzas Armadas de Austria, y desde 1998 con parte del aforo a la venta para el público.

A partir de 1959 el concierto se transmitió en directo por televisión, primero por la emisora local ORF, y después por Eurovisión a toda Europa y gran parte del mundo. Actualmente es transmitido para una audiencia potencial estimada en 1000 millones de personas en 81 países. El concierto del día 31, es el verdadero estreno de cada año, y, como el del día 1, es grabado por la televisión y, en ocasiones, se incluyen imágenes del día anterior.

Aunque el Concierto de Año Nuevo tiene cada año una programación diferente, cuenta siempre con la música de la familia Strauss (Johann Strauss (padre), Johann Strauss (hijo), Josef Strauss y Eduard Strauss). Solo ha habido un par de excepciones, cuando en 1991, por primera vez en la historia del “Neujahrskonzert”, se tocó una obra de Mozart: la obertura de Las bodas de Fígaro, como homenaje al compositor al conmemorarse ese año el bicentenario de su fallecimiento. Del mismo modo, en 2013, año del bicentenario del nacimiento de Wagner y Verdi, se tocaron sendas obras de ambos compositores. Otra tradición es que los espectaculares arreglos florales que decoran la sala de conciertos del Musikverein son un regalo anual de la ciudad de San Remo en Liguria, Italia.

Como es habitual el concierto “termina” con el maravilloso vals El Danubio Azul de Johann Strauss hijo, aunque siempre se añade la propina de la Marcha Radetzky, de Johannn Strauss padre, que la audiencia aplaude al compás y el director se vuelve para dirigirla, durante breves instantes, en lugar de a la orquesta. La excepción a esta tradición en tiempos recientes fue durante la edición de 2005, dirigida por Lorin Maazel, cuando el programa terminó con el vals del Danubio Azul y se suprimió la Marcha Radetzky y las palmas como una señal de respeto por las víctimas del terremoto y tsunamis que tuvieron lugar apenas unos días antes, precisamente el día de Navidad de 2004.

Otros conciertos

Haciendo un descanso entre música religiosa y navideña, el 18 de diciembre a las 19:30 vuelve otro clásico a la Sala de Cámara del Auditorio, las Cuatro Estaciones de Vivaldi y también las de Piazzolla interpretadas por el conjunto femenino Delica Chamber Orchestra. También en la Sala de Cámara, el día 23 a las 19:30 tendrá lugar la Gala Lírica de Navidad, con la soprano Verónica Tello, el bajo Andrea Vittorio De Campo y el tenor Miguel Borrallo con Francisco Pérez Sánchez al piano.

Cierra (casi) el año con otra excelente actuación líra, “Lo mejor de los tres tenores” el 30 de diciembre a las 19:30 horas en el Auditorio, que en esta oportunidad serán los tenores Miguel Borrallo, Eduardo Sandoval y Enrique Ferrer, con Francisco Pérez Sánchez al piano.

El arranque de 2021 viene marcado por otra de las “exclusivas” de Fundación Excelentia: la gran música de cine que entusiasma a los amantes de la clásico, pero también a otros más jóvenes que recuerdan las películas inmortales que vieron hace pocos años. Como aperitivo, el día 2 a las 19:30 en la Sala de Cámara del Auditorio el grupo Delica Chamber Orchesta, interpretará algunas conocidas bandas sonoras de películas y otras piezas populares, con el título ¡Feliz 2021: Música para el Alma!. El día 4, de nuevo cine: Gala de Reyes y el Mejor Cine con la Orquesta Clásica Santa Cecilia bajo la dirección de Kynan Johns.

Y los días 9 y 10 de enero llegan los grandes clásicos… del cine, naturalmente. Zimmer & Williams & Morricone con la Royal Film Concert Orchestra y la dirección de Fernando Furones, serán protagonistas en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de las mejores piezas musicales escritas para el cine, con obras maestras como El Caballero Oscuro, Inception, Jurassic Park, Piratas del Caribe, Gladiator, E.T., Cinema Paradiso, The Ecstasy of Gold, Hasta Que Llegó Su Hora, Madagascar, El Bueno el Feo y el Malo, Hook, El Rey León, La Muerte Tenía Un Precio, La Misión, La Lista de Schindler, Harry Potter y Star Wars.

Un buen comienzo de año para olvidar el nefasto 2020 y dar como se merece la bienvenida al esperanzador 2021, en el que todo vuelva a la normalidad… también la música.