Imputado por Homicidio en Miguel Esteban Aduce Actuó en Defensa Propia: ‘Mi Intención Era Proteger Mi Vida’

El acusado de matar a un varón en Miguel Esteban alega defensa propia: "Solo quería defender mi vida"

En la localidad de Miguel Esteban, en un suceso acaecido en octubre de 2020, C.C.C. es procesado por acabar con la vida de L.F.V. mediante un ataque en el cual se utilizó una catana para asestar un golpe crítico en el cuello. Durante la primera jornada del juicio, que se lleva a cabo en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Toledo y se realiza con jurado popular desde este lunes, el acusado ha sostenido que actuó en legítima defensa.

El incidente tuvo lugar en un bar, donde según C.C.C., L.F.V., amigo de la expareja de su novia (F.C.V.), amenazaba con causarles daño. El acusado, enfrentándose a 14 años y 3 meses de prisión por los delitos de homicidio y tentativa de homicidio, se ha reservado su testimonio exclusivamente para las cuestiones formuladas por el Ministerio Fiscal y su defensa.

La relación de C.C.C. con su pareja, identificada como D.J.J., había transcurrido durante seis meses antes de los acontecimientos. El acusado narra que el día de lo ocurrido, F.C.V. consumió alcohol y discutió con D.J.J. mientras estaba tomando a sus hijas. Posteriormente, esa noche, la propia D.J.J. alertó al acusado, refiriéndose a su expareja: «Mi ex está borracho y va a venir y nos va a matar». Motivado por el temor que expresa la amenaza, C.C.C. sugirió llamar a la Guardia Civil, y describió a F.C.V. como una persona que se torna violenta al beber, con historial judicial que así lo sustenta.

Anticipando una confrontación, el acusado extrajo de su coche una navaja que había comprado en Albacete, y no una catana, sosteniendo que era para defensa mientras aguardaban la llegada de la policía. Durante el ataque, C.C.C. se encontraba utilizando el teléfono en el baño del establecimiento, y declara haber sacado la navaja al sufrir el primer embate de F.C.V., en un intento de disuadir a su atacante.

C.C.C. ha lamentado públicamente el fallecimiento de L.F.V., destacando que su intención nunca fue atacarle, sino sólo evitar ser golpeado. Manifiesta sufrir estrés a consecuencia de los eventos y mantiene que su único objetivo era proteger su propia vida.

Por otro lado, F.C.V. también está siendo procesado y enfrenta una petición fiscal de nueve años de cárcel por delito de homicidio en grado de tentativa. Ha justificado su regreso al bar aquel fatídico día aduciendo que sus hijas comentaban que C.C.C. se expresaba de manera despectiva hacia él y ellas mismas, y que había amenazas en su contra.

El juicio proseguirá con la participación de ambos acusados, y está pautado para continuar este martes desde las 9:30 horas. F.C.V. ha descrito cómo, bajo los efectos del alcohol, golpeó al acusado pensando que éste podía sacar un arma, sin darse cuenta de la gravedad de sus heridas, ni de la lesión mortal causada a L.F.V., hasta que otro amigo se lo indicó y observó él mismo el resultado del confrontamiento.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio