La sección de Cirugía Hepatobiliar del servicio de Cirugía General y Aparato Digestivo del Complejo Hospitalario Universitario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), presentó en el último Congreso Europeo de Cirugía Hepatobiliopancreática su experiencia en el tratamiento de las litiasis de la vesícula biliar y la vía biliar a través de una única intervención quirúrgica.
El Hospital de Toledo presentó en Ámsterdam los resultados de una técnica quirúrgica novedosa para extraer cálculos biliares 1

El estudio recoge el trabajo que se viene desarrollando desde 2017, cuando empezó a implementare esta nueva técnica quirúrgica en el Hospital de Toledo para tratar cálculos en la vesícula y en la vía biliar en un solo tiempo y a través de las combinación de técnicas mínimamente invasivas, convirtiéndose así en un centro pionero.

El doctor David Martínez Cecilia, junto a Anna Trinidad Borrás del servicio de Cirugía General del Hospital de Toledo, expuso en la reunión, que se celebró recientemente en Ámsterdam y en la que se dan cita más de 2.000 especialistas de toda Europa, los resultados de las intervenciones llevadas a cabo en más de 40 pacientes a lo largo de los últimos años.

El doctor Martínez Ceciliar explicó que “este tipo de tratamiento se realiza mediante cirugía laparoscópica y ha demostrado importantes beneficios para el paciente, destacando una reducción de los procedimientos a los que se tiene que someter el paciente, disminución del número de ingresos y estancia hospitalaria y, sobre todo, un menor periodo de convalecencia”.

La técnica se llama LABEL y tiene la ventaja de que permite fraccionar los cálculos de gran tamaño o los impactados en la vía biliar. De esta forma el tratamiento de la coledocolitiasis se puede realizar en un solo tiempo mediante laparoscopia.

En la forma tradicional, los pacientes con cálculos en la vía biliar son tratados mediante una combinación de dos o más procedimientos al precisar una endoscopia para realizar la limpieza de la vía biliar, y posteriormente, una intervención de tipo quirúrgico para extirpar la vesícula biliar. Como alternativa, desde 2017 en el Hospital de Toledo se lleva adelante esta novedosa y compleja técnica cuya ventaja es una recuperación más rápida del paciente.

Esto le ha permitido al Complejo Hospitalario Universitario de Toledo convertirse en un referente a nivel nacional, así como impartir cursos en donde los especialistas de todo el país se forman en Toledo en este procedimiento de tipo quirúrgico. Actualmente, los cirujanos del centro sanitario trabajan en colaboración directa con el hospital St. Marks de Londres, centro que desarrollo la técnica y cuenta con la mayor experiencia a nivel mundial.

Para este tipo de intervenciones de alta complejidad, se necesita una importante dotación tecnológica, medios laparoscópicos avanzados y tecnología láser de Holmiun, así como una extensa formación para los profesionales.

La cirugía laparoscópica es un abordaje de tipo mínimamente invasivo, se realiza mediante pequeñas incisiones y utilizando la asistencia de una cámara de video que permite al equipo médico ver el campo quirúrgico dentro del paciente y actuar en la zona.