El Hospital ‘Santa Bárbara’ de Puertollano, que depende del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha está participando del proyecto ‘SueñOn’, iniciativa del Instituto de Salud ‘Carlos III’ que promueve en los centros hospitalarios la garantía del descanso y favorezcan la recuperación de los pacientes mediante diferentes medidas para reducir ruidos nocturnos.

El Hospital de Puertollano activa el proyecto ‘SueñOn’ para mejorar el descanso y bienestar de los pacientes 1

Los principales factores que afectan el descanso de los pacientes son el hecho de acostarse y despertar más pronto de lo habitual, los dolores y la preocupación por el estado de salud, y las interrupciones nocturnas del sueño provocadas por las curas y cuidados de enfermería al propio paciente o a compañeros de habitación.

Para adherirse al proyecto ‘SueñOn’, la Gerencia del Área Integrada de Puertollano realizó varias sesiones informativas con los profesionales, con el objetivo de coordinar la implantación efectiva del proyecto, que empezó en el ala de Medicina Interna y se extenderá a las demás zonas de hospitalización a lo largo de 2019.

Se instaló un semáforo que controla el nivel de ruido y se programaron las tareas nocturnas de enfermería, en la medida de lo posible, por fuera del horario de descanso. También se dotó a los pacientes que requieren cuidados continuados con una lámpara pequeña para no tener que encender la iluminación principal y se equipó al personal de enfermería con linternas para movilizarse entre los pacientes del turno noche.

Además, se han adquirido hervidores de agua para facilitar la preparación de infusiones calientes antes de dormir y se renovaron las ruedas de los carros de curas y de lencería por otras menos ruidosas.

El proyecto también busca la colaboración de los familiares de los pacientes, de quienes se espera complicidad en las llamadas ‘horas mágicas’ entre las doce de la noche y las siete de la mañana, pidiendo que mantengan alarmas y teléfono móvil en silencio, luces apagadas y persianas bajas, además de usar el calzado menos ruidoso posible y evitar los ruidos innecesarios.

A su vez, también se suman las obras que se llevaron a cabo en el área de Medicina Interna que comportaron la renovación de instalación eléctrica y fontanería, con la consiguiente reducción del ruido y mejora en el confort de los pacientes.

Desde la Gerencia del Área Integrada de Puertollano se está elaborando un cuestionario para entregárselo a los pacientes y a sus familiares con objeto de valorar su grado de satisfacción y perfeccionar las medidas adoptadas.