El Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha acogido la IV edición del ‘Curso de Manejo de la Lesión Obstétrica de Esfínter Anal. Una actividad formativa que tiene como gran objetivo revisar los aspectos teóricos y prácticos de la prevención y tratamiento de los desgarros perineales que se pueden producir durante el parto.

Más de 20 profesionales sanitarios en formación procedentes de diferentes hospitales de la región han participado en unas jornadas que han estado coordinadas por el Servicio de Obstetricia y Ginecología de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan.

En esta edición se ha introducido como novedad un curso de asistencia a partos complejos basado en la simulación clínica y que consiste en practicar maniobras de asistencia al parto sobre modelos artificiales.

Con ello se pretende fomentar el trabajo en equipo y practicar distintas situaciones que se dan en la asistencia clínica habitual.

Además de actualizar conocimientos en prevención y mejora del diagnóstico y tratamiento de los desgarros del esfínter anal durante el parto, el curso ha servido también para establecer pautas sobre el seguimiento y control de las pacientes que lo sufren.

Durante el parto se pueden producir lesiones en el periné, área entre la vagina y el ano. Éstas pueden tener diferente grado de severidad, desde las que afectan exclusivamente a la piel y que tienen una reparación relativamente sencilla hasta le lesión del esfínter anal, algo mucho más grave.

Por tanto, es muy importante el reconocimiento y la reparación de las lesiones que se pueden producir al dar a luz, ya que “aunque son my poco frecuentes, pueden tener consecuencias devastadoras para la paciente, como la incontinencia de heces sin no se actúa eficazmente tras el alumbramiento”, explica la jefa del Servicio de Ginecología del Hospital Mancha Centro, la doctora Ana Pascual.

El curso ha constado de dos sesiones: una matinal que ha servido para repasar fundamentos teóricos y para poner en prácticas las técnicas de suturo de los desgarros, utilizando para ello  esfínteres porcinos. Y otra, por la tarde, en la que los asistentes han podido practicar en simuladores la realización de partos instrumentales, extracción de cesárea, sutura barbada y asistencia a distocia de hombros.