Castilla-La Mancha amplía las vías de comunicación que pone a disposición de la ciudadanía para resolver sus dudas y consultas sobre los asuntos empresariales y laborales derivados del coronavirus. En esta ocasión, y coordinado a través de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, el Ejecutivo autonómico ha puesto en marcha un nuevo canal para atender las consultas de empresas, autónomos y trabajadores a propósito de las nuevas circunstancias y los cambios normativos y medidas, tanto en el ámbito nacional como regional, en desarrollo como respuesta a la crisis del covid-19.

Esta línea de comunicación se suma al decálogo de medidas en materia económica anticipado por el Gobierno castellano-manchego la pasada semana, siete de las cuales ya están en ejecución; al tiempo que ha designado al Instituto de Promoción Exterior (IPEX) como centro de operaciones para la gestión de los ofrecimientos empresariales y particulares para la donación y fabricación de material sanitario.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha mantenido en la mañana de hoy, y de manera telemática, un nuevo encuentro con los agentes sociales de la región para continuar avanzando en las políticas en materia económica, empresarial y laboral para paliar el impacto del covid-19 en la economía regional. En el encuentro, en el que también han tomado parte el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina; la portavoz y consejera de Igualdad, Blanca Fernández; y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; el presidente autonómico ha trasladado a Ángel Nicolás, presidente de CECAM; Paco de la Rosa, responsable regional de CCOO; y Amparo Burgueño, responsable de la gestora de UGT en la región; la puesta en marcha de nuevos canales de comunicación para abordar las consecuencias económicas y laborales del coronavirus.

A partir de hoy, las empresas, trabajadores y autónomos que quieran realizar consultas particulares sobre el ámbito empresarial y laboral acerca de su situación derivada de las diferentes medidas puestas en marcha en materia económica, pueden hacerlo a través del teléfono 900 22 22 32, un número de atención telefónica destinado en exclusiva a atender este tipo de consultas, “con el fin de centralizar todas las atenciones relacionadas con la parte económica y laboral de la crisis y favorecer el descongestionamiento de otras vías de comunicación con la administración, dedicadas al ámbito sanitario”, ha señalado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.

Consultas por escrito

Además de este número para la atención telefónica, desde el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha habilitado una dirección de correo electrónico para consultas por escrito, empresasyempleo.covid19@jccm.es, donde también se dará respuesta a las consultas derivadas de la entrada en vigor del decreto de estado de alarma en todo el país, así como las referentes a las medidas económicas y laborales puestas en marcha por la administración en estas circunstancias. “Muchas empresas y particulares están dirigiéndose a nosotros con dudas sobre la gran normativa que se está implementado tanto en el ámbito nacional como en el ámbito regional”, ha explicado la consejera, que ha detallado que la actualización normativa “se traslada de manera constante en línea directa con los agentes sociales, pero hemos querido dar un paso más y acometer con recursos propios de la Consejería la habilitación de este canal de comunicación”.

Estas dos vías de comunicación se dirigen únicamente a las consultas de ámbito empresarial, laboral y económico, ya que las consultas de ámbito sanitario continúan atendiéndose en los teléfonos habilitados por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), el 900 122 112 en el caso de información, y el 900 232 323 en el caso de presentar sintomatología compatible con la enfermedad, además de a través de la web.

Patricia Franco ha resaltado y agradecido la solidaridad del tejido productivo regional y ha remarcado los ejemplos de las empresas que se han puesto a disposición de las autoridades sanitarias de la región para adaptar sus procesos productivos para la fabricación en serie de material sanitario, además de las donaciones particulares y de empresas que llegan de manera continua. “Hemos tomado la decisión, para facilitar la gestión de todos esos ofrecimientos, de crear un centro de operaciones que se va a ubicar en el Instituto de Promoción Exterior, que cuelga de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, para, con un equipo de 10 personas centralizar la compra del material que importamos, la fabricación de empresas de la región que han ofrecido sus procesos y las donaciones de empresas y particulares”, ha dicho la consejera.

Para ello, y ante cualquier empresa o particular que quiera ofrecer sus donaciones de material sanitario o poner a disposición para su fabricación sus capacidades productivas, se han habilitado dos fórmulas de contacto, que son el teléfono 925 25 91 00 y el correo electrónico centrodeoperaciones@ipex.es, donde se atenderán todas estas peticiones y se resolverán las dudas de los ciudadanos.

Siete de las diez medidas del decálogo, en marcha

Durante la reunión con los agentes sociales, el Ejecutivo autonómico ha puesto al día los avances en el primer decálogo de medidas en materia económica que avanzó en la pasada reunión a los representantes de CECAM, CCOO y UGT, un documento de partida con diez actuaciones de las cuales siete de ellas ya están en marcha, como ha asegurado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco. Son medidas “concretas”, ha explicado Patricia Franco, “que buscan hacer llegar el oxígeno necesario a nuestro tejido económico”. Entre las que ya están en desarrollo, la consejera ha citado la flexibilización de los trámites administrativos y de los requisitos que rigen las ayudas directas al tejido empresarial, además de priorizar dentro de los pagos aquellos dirigidos a autónomos y pymes.

Otras de las medidas puestas en marcha son la flexibilización de los trámites de las ayudas a la contratación, cuyo refrendo normativo está ultimando el Gobierno regional, aunque ya se ha comunicado a entidades beneficiarias como ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro las directrices en materia de planes de empleo, así como la agilización de la tramitación telemática de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), “para intentar que el cordón umbilical que une a las empresas y los trabajadores no se rompa, dando respuesta a las peticiones de empresarios y trabajadores en este sentido para evitar posibles despidos”; una medida de agilización que ya ha servido para tramitar en la región 4.842 expedientes que afectan a 22.683 trabajadores.

“Además, hemos habilitado un modelo que permite que los centros que imparten Formación Profesional para el Empleo no tengan que suspender sus enseñanzas y puedan impartirlas a través de la teleformación”, ha avanzado Patricia Franco, que ha señalado que este procedimiento, que va a beneficiar a personas trabajadoras y en situación de desempleo, ha habilitado ya la teleformación en 75 cursos de FP para el Empleo, “y de aquí a finales de semana esperamos autorizar medio centenar más de solicitudes”.

Para paliar los efectos del covid-19 sobre la economía regional, el Gobierno de Castilla-La Mancha está “en permanente contacto con los ministerios, a los que elevamos las demandas que nos hacen llegar desde los diferentes sectores económicos de la región”, ha explicado la consejera, que ha avanzado que el Consejo de Ministros debatirá un nuevo paquete de medidas de índole económica el próximo 31 de marzo, “y en función de las decisiones que vaya adoptando el Gobierno central, el Ejecutivo regional irá desarrollando sus diferentes líneas de apoyo a empresas y trabajadores”, unas líneas que se están rediseñando en la actualidad para adaptarlas a las nuevas circunstancias.

Hoteles ‘de guardia’ para dar cobertura a profesionales

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, también ha hecho referencia durante su intervención a la orden publicada por el Gobierno central para la apertura de establecimientos hoteleros y viviendas de uso turístico para dar soporte habitacional a los profesionales que continúan trabajando para garantizar los servicios básicos a la ciudadanía y para aquellos trabajadores cuya actividad no se encuentra restringida por el decreto de estado de alarma y necesitan alojamiento al desarrollar su labor lejos de sus domicilios.

“Se han establecido en primera instancia 56 establecimientos hoteleros y viviendas de uso turístico en la región para cubrir esas necesidades”, ha dicho la consejera, que ha reconocido que es una cifra “inferior a la que planteamos desde Castilla-La Mancha en un primer momento pero que cuenta con el compromiso del Gobierno de incorporar aquellos establecimientos que quieran adherirse de manera voluntaria para ofrecer ese soporte a las personas que trabajan para asegurar los servicios básicos a la ciudadanía”, ya agradecido “la disposición del sector” en este sentido.