Grupo Tello Alimentación celebra el primer aniversario de su planta fotovoltaica, con la que ha logrado la reducción de más de 2.600toneladas en sus emisiones de CO2, cumpliendo con las expectativas iniciales. La medida se enmarca en el plan de desarrollo eco sostenible por el que, apuesta fuertemente la compañía para reducir su huella de carbono.

Operativo desde el mes de octubre del pasado año, el parque de paneles solares para autoconsumo está instalado en la cubierta de la planta de Totanés (Toledo), y cubre una tercera parte del consumo eléctrico de Grupo Tello con energía limpia y renovable. Con una superficie de campo solar de 34.000 m2, ha generado este año un consumo energético equiparable al de más de 2.385 viviendas, y ha evitado la emisión de 2656.34 tn de dióxido de carbono.

El exitoso rendimiento de la planta fotovoltaica se suma otras importantes mejoras medioambientales, entre las que destaca la reducción del 40% del plástico en loncheados Frial, y de hasta un 37% en loncheados de Esencia, la nueva gama de productos de alta calidad lanzada recientemente, así como a la fabricación de bandejas de termosellado en mono PET 100% reciclable para los embarquetados de producto fresco y una importante merma de 9 toneladas de aluminio en la confección de las latas de patés Mina y Pamplonica.

En definitiva, Grupo Tello ha visto cumplidos este año sus objetivos para disminuir su impacto medioambiental, propósito para el que invierte importantes recursos. Entre ellos está también una avanzada dotación tecnológica que habilita a sus granjas a implementar las mejores prácticas en bienestar animal y en gestión de residuos.