El Gobierno de Castilla-La Mancha cumplió el compromiso adoptado para crear, aprobar y publicar el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Natural de ‘Valle de Alcudia y Sierra Madrona’, un documento que tendrá vigencia de diez años y que ha nacido luego de un largo proceso de participación y consenso de todos los interlocutores.

El Gobierno regional publicó la aprobación del PRUG del Parque Natural ‘Valle de Alcudia y Sierra Madrona’ con el consenso de todos los interlocutores 1

Hoy la orden de aprobación del PRUG ha sido publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha, entrando mañana mismo en vigor, y el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en funciones, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado la “importancia” de este plan que compatibiliza el desarrollo y la conservación de esta zona de la región, un espacio compuesto por alrededor de 150.000 hectáreas distribuidas en ocho términos municipales, que lo convierten en el mayor parque natural de Castilla-La Mancha y el segundo, tras el del alto Tajo que ya cuenta con el plan aprobado.

De esta manera, Martínez Arroyo quiso agradecer la participación de la Fundación ‘Savia’ en este proceso, así como la buena disposición de todos los miembros integrantes de la Junta Rectora, con especial mención de los ocho ayuntamientos con territorio en el parque (Almodóvar del Campo, Brazatortas, Cabezarrubias del Puerto, Fuencaliente, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, San Lorenzo de Calatrava y Solana del Pino), así como la interlocución abierta de las asociaciones de agricultores y de ganaderos, titulares de terrenos cinegéticos, turístico o el grupo de acción local de Valle de Alcudia y el resto de administraciones e instituciones que han formado parte de todo el proceso.

Relevancia de la ganadería extensiva

Entre otros aspectos, dentro del plan se contempla la construcción del Centro de Interpretación y Recepción de Visitantes del Parque Natural y Centro Administrativo; mejoras en las rutas existentes y creación de nuevas; acciones de conservación para manantiales y charcas y el fomento de invertebrados; estudio de diferenciación cinegética ‘cabra montés de Sierra Madrona’, y actividades de educación ambiental, entre muchas otras, todas ellas contempladas dentro de la memoria económica.

Según el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en funciones, hay que destacar el fomento del aprovechamiento tradicional compatible con la conservación de los recursos naturales con especial atención a la ganadería extensiva y las formaciones adehesadas, donde se impulsa la comunicación para trasladar a los propios consumidores los beneficios ambientales, sociales y económicos que aporta la ganadería extensiva, para lo cual se desarrollarán mecanismos de diferenciación de los productos de la dehesa frente a otros.