El Gobierno de Castilla-La Mancha presentó el Plan de Infancia y Familias 2018-2021 con el objetivo de articular todas las políticas públicas en la región destinadas al apoyo de las familias, prevención de situaciones de dificultad en su seno y atender las situaciones complejas que pueden afectar el adecuado funcionamiento y el de sus miembros, asi como remover los obstáculos que dificulten llevar a cabo el papel protector hacia la infancia, garantizando la actuación protectora en los casos que fuera necesario.

Para ello, el Gobierno de Castilla-La Mancha impulsa un Plan de Infancia y Familias que se basa en las necesidades específicas de las personas y de la diversidad familiar. Así lo ha destacado la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, que ha presentado este plan acompañada por la directora general de Familias y Menores, María Ger; el presidente de la Plataforma de Organización de Infancia de Castilla-La Mancha, Gregorio Fernández; la jefa de Servicio de Prevención y Apoyo a las familias, Diana Gómez Clemente; y el jefe de Servicio de Atención y Acompañamiento al menor, Felipe José Alfonso Rodríguez, entre otros.

Los principios claves del Plan son la equidad y la inclusión, para conseguir una sociedad más justa, más cohesionada y con mayor bienestar y está formado por tres ejes dinámicos y coordinados: ‘Cuida’, que pone el foco en la familia; ‘Protege’, que lo pone en la infancia, y ‘Calidad y Participación’ que agrupa y estructura el conjunto de medidas relacionadas con la calidad, las buenas prácticas, la formación y el óptimo desarrollo de las políticas sociales de atención a la infancia y las familias de la región.

Dentro del Plan se recogen todas las novedades, proyectos a futuro y los que ya se han puesto en funcionamiento en la legislatura, como el Programa #TúCuentas, contra el acoso y el ciberacoso en Castilla-La Mancha, del que se han visto beneficiados 23.000 adolescentes y familias de la región, y el refuerzo en otros programas como Punto de Encuentro Familiar que funcioan en Alcázar de San Juan, y Programa de mediación y Orientación Itinerante que está llevándose a cabo en la comarca de La Sagra, Alcázar de San Juan y Tomelloso.

Entre los proyectos de futuro del Plan, Sánchez ha destacado un nuevo servicio en el que se está trabajando conjuntamente con la Consejería de Sanidad para combatir las adicciones en menores de edad, “no sólo en las que tienen que ver con las sustancias, sino también con la prevención del juego en los menores de edad”, y cuyo programa piloto está previsto poner en marcha en Albacete.

Sánchez ha destacado la importancia de “que toda la ciudadanía pueda conocer todos estos proyectos, que son públicos y están al servicio de los ciudadanos de forma gratuita” para que puedan acudir a estos recursos cuando los necesiten.

Ha destacado también el trabajo conjunto realizado con el tejido asociativo, con las entidades del Tercer Sector, “imprescindibles” en la gestión y desarrollo de los hogares de protección de menores, o los Centros de Día, que se han incrementado de 3 a 8 en esta legislatura, con la previsión de abrir dos nuevos centros dentro del Plan de Infancia y Familias 2018-2021.

El presupuesto que está destinado al Plan en 2018 asciende a 45 millones, con una previsión inicial de 186 millones de euros para la totalidad del plan y su puesta en  marcha también cumple con uno de los compromisos electorales del presidente Emiliano García-Page.

Para la elaboración y desarrollo del programa, el Gobierno de Castilla-La Mancha cuenta con la participación de profesionales especializados en distintas áreas: Protección de Menores y Atención a las Familias, profesionales de Atención Primaria, de otras Consejerías de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, de las entidades sociales de Infancia y Familia, expertos de la UCLM y de otras universidades, agentes sociales, asociaciones, colegios profesionales y otras administraciones.