El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, inauguró de manera oficial el Grupo de Depuración de Lezuza, compuesto por las Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de Barrax, Balazote, Lezuza y sus pedanías, La Yunquera y Tiriez. Las cinco instalaciones alcanzan una inversión total de 6,8 millones de euros, y sumando los contratos de servicios de explotación, conservación y mantenimiento, a punto de terminar la etapa de adjudicación por un importe de 937.281 euros, se alcanza en forma conjunta un total de 7,8 millones de euros.

Las depuradoras ya están puestas en servicio y funcionando con normalidad desde agosto, tal como lo explicó la consejera de Fomento, Agustina García Élez, en el acto de inauguración de instalaciones en Barrax y Balazote. También indicó que podrán atender un volumen de agua residual cercana a los 3.200 metros cúbicos diarios, con una población de 12.571 habitantes equivalentes, como lo indicó “en su diseño se ha tenido en cuenta el crecimiento poblacional futuro y la contaminación que no sólo proviene de las viviendas, sino también de las industrias, instalaciones agrícolas o ganaderas y demás actividades económicas de las cinco poblaciones”.

De acuerdo a la explicación, las cinco depuradoras estaban en construcción en el año 2011, con una ejecución cercana al 20%. Pero el Gobierno anterior ordenó la suspensión de la obra, así como en otras 157 instalaciones en toda la región. Eso supuso pérdidas que alcanzaron los 68 millones de euros para el Ejecutivo autonómico “un montante y un trabajo que hemos tenido que soportar por indemnizaciones, reparaciones, o restituciones de elementos robados o vandalizados”. Por lo que ha agradecido el trabajo y la negociación alcanzada a todos los niveles con las empresas adjudicatarias y los ayuntamientos, que a su vez han tenido que sufrir distintos expedientes sancionadores de la Confederación Hidrográfica del Júcar durante estos años.

La titular de Fomento mostró el firme compromiso del Gobierno de Emiliano García-Page en la materia, desde el arranque de la legislatura y poniendo la depuración como eje principal de la política hidráulica para adecuar las directivas comunitarias. Sobre todo, el enfoque para proteger el medio ambiente y la calidad de las aguas. “Ese es nuestro compromiso como Gobierno, apoyar y ayudar a los ayuntamientos a que en la medida de lo posible se depure de forma correcta en los municipios, y también para luchar por la sostenibilidad y por el medio ambiente”, ha manifestado García Élez.

Un compromiso que, como ha resaltado, “me produce orgullo decirlo porque el presidente se comprometió con la provincia y los pueblos de Albacete. Y los compromisos no solo se dicen, se llevan a la realidad”. De esta forma, ha manifestado que éstas infraestructuras van a beneficiar no sólo a estas cinco poblaciones, si no a muchas más personas indirectamente, puesto que todas esas depuradoras vierten a los ríos Don Juan o Lezuza, en la cuenca del Júcar y al acuífero de la Mancha oriental, en la provincia de Albacete.

Con estas cinco, hasta el final de legislatura serán 57 las depuradoras de las paralizadas las que estarán en servicio. La inversión realizada desde el Gobierno regional en materia de depuración en lo que va de legislatura es de casi 100 millones de euros.

El presidente regional ha visitado las dos instalaciones, junto a la consejera de Fomento, Agustina García Élez; el director Gerente de la Agencia del Agua, Antonio Luengo; el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, y el director provincial de Fomento, César López Ballesteros; el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero; el subdelegado de Gobierno, Francisco Tierraseca; y las alcaldesas de Barrax y Balazote, Josefa Navarrete y Noelia Garrigós, respectivamente, entre otros.

Datos técnicos del grupo de depuradoras Lezuza

La EDAR de Balazote contó con un importe de ejecución de casi dos millones de euros, y fue diseñada para un caudal medio de agua residual diario de 1.154 m3/día, con una población de 4.615 habitantes equivalentes. En la EDAR de Barrax se invirtieron casi 2,5 millones de euros, y comparten el número de habitantes equivalentes y un caudal medio diario de 1.154 m3/día.

En cuanto a la depuradora Lezuza, el importe de ejecución material ha sido de 952.896 euros, un caudal de diseño de 621 m3/día previsto para 2.484 habitantes equivalentes. Y respecto a sus dos pedanías, la EDAR de Tiriez ha tenido un importe de ejecución de 636.246 euros, con un caudal de diseño de la de 187 m3/día previsto para 749 habitantes equivalentes; y por último la EDAR de La Yunquera, ha contado con una inversión de 467.357 euros, un caudal medio diario de 72 m3/día para una población de 288 habitantes equivalentes.