El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) ha trabajado durante los últimos tres años por reforzar la atención ginecológica que reciben las mujeres de la región, para lo que ha apostado por contratar más profesionales, potenciar la formación MIR de la especialidad de Ginecología y Obstetricia en los hospitales públicos y renovar progresivamente el parque tecnológico de la especialidad.

Así lo ha explicado el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, durante la inauguración del 30 Congreso Nacional de la Sección de Ecografía Obstétrico-Ginecológica de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia, que se celebra en Toledo entre los días 4 y 6 de octubre.

En este sentido, el director general ha explicado que hoy hay trabajando en los servicios de Ginecología y Obstetricia de los hospitales del SESCAM 13 especialistas más que en julio de 2015, cuando tomó posesión el actual Ejecutivo de Emiliano García-Page, sumando un total de 181 especialistas, con una tasa de 8,9 por cada 100.000 mujeres.

“La labor e implicación de los profesionales para ofrecer a los pacientes de Castilla-La Mancha la mejor atención es uno de los grandes valores del sistema sanitario público”, ha recalcado, destacando la actividad que se lleva a cabo en los servicios de Ginecología y Obstetricia, tanto a nivel puramente asistencial como en los programas de humanización de la asistencia sanitaria, como los distintos proyectos de humanización del proceso de parto puestos en marcha en los hospitales de la región.

En este sentido, ha destacado el apoyo tecnológico para el diagnóstico, y ha puesto como ejemplo el incremento del número de ecógrafos con los que cuentan los centros sanitarios del SESCAM. Así, ha explicado que la región cuenta hoy con 329 ecógrafos, de los que 57 se encuentran en centros de Atención Primaria, 65 en los servicios de Radiología y 207 en el resto de especialidades, parte de ellos renovados para combatir la obsolescencia.

Para ello ha sido fundamental el Plan de Renovación de Alta Tecnología Sanitaria puesto en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha en la presente legislatura, dotado con más de 28 millones de euros y que ha permitido a la región revertir una situación de obsolescencia tecnológica que dificultaba la labor de los profesionales.

Así, con los nuevos equipamientos radiológicos, que incluyen resonancias magnéticas, mamógrafos, equipos de tomografía computarizada o ecógrafos, entre otros, el Gobierno regional ha dotado a los centros sanitarios del SESCAM de una tecnología más avanzada que permite diagnósticos más precisos y rápidos, redundando en una mejora de la asistencia que se presta a los profesionales y en un descenso de las listas de espera.

Formación MIR

Por otra parte, el director general de Asistencia Sanitaria ha señalado que “la formación de profesionales es uno de los pilares de la recuperación del sistema sanitario público en Castilla-La Mancha, tras unos años en los que el Gobierno del PP redujo las plazas ofertadas hasta mínimos insostenibles”. Así, a día de hoy, en los hospitales del SESCAM se forman 40 especialistas en Ginecología y Obstetricia, así como 29 matronas.

En este sentido, harecordado que en la última convocatoria MIR, la de 2018, se han ofertado el cien por cien de las plazas acreditadas en el SESCAM de la especialidad de Ginecología y Obstetricia, un total de 13, el mismo número que se ofertará en 2019, revirtiendo así una situación insostenible generada durante la anterior legislatura, cuando se llegaron a ofrecer solo siete plazas, el 53,8 por ciento de las acreditadas por el Ministerio de Sanidad.