El Gobierno regional apoya aquellas iniciativas que tienen como objetivo potenciar el envejecimiento activo de la ciudadanía, ya sea con actividades puntuales, programas amplios o servicios que mejoran la calidad de vida de las personas. Así lo ha recordado hoy el director provincial de Bienestar Social, José Luis Vega, durante la clausura de una Jornada de Envejecimiento Activo y Saludable, organizada por la Federación Territorial de Castilla-La Mancha de la Unión Democrática de Pensionistas en Guadalajara.

Vega ha recordado el importante esfuerzo que está realizando el Gobierno que preside Emiliano García-Page para mejorar la calidad de vida de las personas mayores de la región. Objetivo, en el que según ha recordado el director provincial de Bienestar Social, “se están centrando muchos esfuerzos que van dando sus frutos”. Dentro de estos logros, Vega ha recordado que en la presente legislatura “se han reducido un 78 por ciento las listas de espera de la Ley de la Dependencia, lo que supone que en la actualidad haya un 58 por ciento más de beneficiarios que al final de la legislatura anterior, personas que disfrutan de recursos como la teleasistencia, la ayuda a domicilio o las residencias”.

A pesar de ello, “este Gobierno no se da por satisfecho, ya que nuestro objetivo es eliminar por completo esas listas de espera”, ha explicado Vega, que ha recordado que “los avances conseguidos en esta legislatura han permitido que Castilla-La Mancha se sitúe ente las Comunidades Autónomas más punteras en prestación de servicios para mayores”.

Además, con la intención de mejorar la calidad de vida, desde el Gobierno regional se ha dado un fuerte impulso a otros programas de envejecimiento activo como el de Termalismo. En este punto, José Luis Vega ha recordado que “al inicio de la legislatura se ofertaban 160 plazas que en la actualidad han pasado a ser 5.000, que permiten a otras tantas personas mayores disfrutar de unos días en los balnearios de la región, lo que además nos permite fijar población en nuestros municipios”.

El responsable de Bienestar Social en Guadalajara se ha referido a otros programas, como los de formación en nuevas tecnologías o alguna terapia novedosa como la de perros que se ha puesto en marcha en alunas residencias de mayores.

En definitiva, lo que pretende el Gobierno regional es, según ha recordado Vega “que todas las personas tengan un envejecimiento activo que les permita vivir el máximo posible de vida y de la mejor manera posible”.

Las personas participantes en la jornada han analizado programas y actividades para los mayores haciendo especial atención a las actividades de voluntariado. En este sentido, el presidente de la Federación, Ramón Munera, ha invitado a los asistentes a que organicen grupos de voluntariado para trabajar en iniciativas con mayores de la provincia.

La Unión Democrática de Pensionistas es la mayor federación de Castilla-La Mancha, de la que forman parte más de 400 asociaciones con más de 55.300 socios en toda la región. Esta Federación desarrolla un amplio programa de actividades en las que las personas mayores son los protagonistas y cuenta con numerosos voluntarios que desarrollan una importante labor social. En Guadalajara forma parte de esta Federación la Asociación El Doncel.