La directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), Regina Leal, ha agradecido hoy la implicación de los profesionales sanitarios de la Comunidad Autónoma en la elaboración de análisis y estudios que contribuyen a mejorar la calidad de la asistencia que se ofrece a los pacientes neonatales y pediátricos.

Leal ha puesto como ejemplo el Estudio de Mortalidad Perinatal en Castilla-La Mancha, elaborado por el Grupo de Estudios de Neonatología (GEN-CAM) que coordina la doctora Alicia Ureta y cuyos resultados se darán a conocer en el transcurso de la VII Reunión de Neonatología de Castilla-La Mancha que se celebra en el Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

La directora gerente del SESCAM ha señalado durante la inauguración de este encuentro que contar con estudios de este tipo es fundamental a la hora de analizar el funcionamiento de los servicios y prestaciones y, lo que es más importante, detectar oportunidades de mejora que se puedan seguir implementando.

A este respecto, ha indicado que la mortalidad perinatal es un indicador de impacto importante, ya que refleja directamente la atención prenatal, intraparto y neonatal y, por lo tanto, sirve de marcador de la calidad del servicio de salud materno-infantil.

Leal ha comentado que, según los datos que arroja el último estudio elaborado por el GEN-CAM, correspondiente al año 2016, los datos de bajo peso y prematuridad en Castilla-La Mancha están por debajo de la media nacional, al igual que los índices de mortalidad neonatal, fetal y perinatal.

“Esto dice mucho y muy bien del trabajo que estáis realizando todos los profesionales que trabajáis en las áreas de Pediatría y Neonatología, pero también de los ginecólogos y matronas en el control del embarazo”, ha asegurado la directora gerente del SESCAM.

En Castilla-La Mancha existen actualmente cuatro Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales en los hospitales de Toledo, Albacete, Ciudad Real y Alcázar de San Juan, que el año pasado registraron más de tres mil ingresos.

Además de la presentación de los resultados del Estudio de Mortalidad Perinatal en Castilla-La Mancha, durante el encuentro se analizarán otras cuestiones como la evolución de la asistencia a la hipoxia perinatal en Castilla-La Mancha y el plan de actuación en los hospitales que disponen de hipotermia activa.

Se trata de un procedimiento de enfriamiento corporal o solo cerebral del recién nacido con encefalopatías hipóxico isquémica producida por falta de oxigenación o flujo sanguíneo al cerebro. En Castilla-La Mancha actualmente se está aplicando en las UCI’s Neonatales de Toledo, Albacete y Ciudad Real. Este sistema, que actúa disminuyendo el metabolismo cerebral, ha demostrado una reducción evidente de las secuelas neurológicas en estos niños.