La Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha declarado Fiesta de Interés Turístico Regional, el Toro de Fuego de Barrax. Así lo ha anunciado el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos, acompañado del director provincial de Economía, Empresas y Empleo, Nicolás Merino y de la alcaldesa de la localidad reconocida, Josefina Navarrete.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado hoy mismo esta Declaración que se suma a otras 24 existentes en la provincia de Albacete. Festividades que tienen un reconocimiento en sus distintos órdenes, tanto regional como nacional e internacional.

El delegado de la Junta ha dicho que Barrax es más que conocido fuera de la provincia y lo merecía, además ha avanzado que pronto se conocerá otra declaración y ha señalado que  “son ya 25 las declaraciones de ésta índole que tenemos en la historia de nuestra provincia y 9 de ellas han sido concedidas en esta legislatura”.

Igualmente, otras festividades similares continúan su tramitación en la Consejería de Economía, Empresas y Empleo que sigue trabajando con mucha agilidad.

Ruiz Santos ha apuntado que en la próxima Feria de Albacete, el stand de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha dedicará un día a la promoción de las 5 fiestas provinciales que en este año 2018 han obtenido la Declaración que otorga el Gobierno regional, al igual que se hizo el año anterior.

Toro de Fuego de Barrax

La Fiesta del Toro de Fuego de Barrax se celebrará del 13 al 17 de agosto y como ha indicado la alcaldesa del municipio, Josefina Navarrete, “este proyecto ha sido desempolvado gracias al Gobierno de Emiliano García-Page y es un antes y un después en la historia de Barrax”.

Un valor añadido a una festividad con arraigo e implicación de los vecinos que atrae cada año a miles de personas.

Según el cronista Francisco González Bermúdez, el Toro de Fuego viene celebrándose desde principios del siglo XIX, habiendo sido introducida en la localidad por un barrajeño indiano. Una hipótesis que fue corroborada por el historiador Francisco Fuster en 1978. Actualmente participan en torno a 70 toros de fuego. Así, cada noche, a partir de las 00:00 horas se celebra una de estas corridas pirotécnicas consistente en un arnés de madera con carretillas que es tirado por las distintas cuadrillas.

Una festividad con solera que incluso inspiró al propio Benjamín Palencia, diseñando el “toro diabólico o Vulcano”, que se ha convertido con el paso del tiempo en una de las imágenes más icónicas de este Toro de Fuego de Barrax que desde hoy ya es de Interés Turístico Regional.