El Gobierno de Castilla-La Mancha elaborará una Estrategia en el ámbito Sociosanitario para poder atender a las personas con Daño Cerebral Adquirido y sus familias, en colaboración con el movimiento asociativo, y en especial, con ADACE Castilla-La Mancha.

La Consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, lo ha anunciado durante su visita al Centro de Atención Directa de la Asociación (ADACE) de Toledo con motivo del Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido que se el día 26 de octubre, y en la que ha estado acompañada por la presidenta de ADACE en Castilla-La Mancha, Ana Cabellos, el presidente ejecutivo de la Fundación Tutelar de Daño Cerebral de Castilla-La Mancha (FUNDACE), Miguel Pereyra, y el director general de Mayores y Personas con Discapacidad, Javier Pérez.

El objetivo de esta estrategia es coordinar las acciones entre el Sistema Público de Salud y los programas que se desarrollan desde el Sistema de Dependencia y de Atención a la Discapacidad, para “conseguir darle una respuesta integral a las personas que lo necesitan, a las personas afectadas, pero también a las familias con las que conviven”.

La consejera ha querido felicitar a la presidenta de ADACE, a sus responsables y a todos los que trabajadores están detrás de esta entidad por su profesionalidad, y por “trabajar, como dice su lema, para vivir su vida, para conseguir una vida mejor para las personas afectadas de Daño Cerebral”.

En Castilla-La Mancha hay unas 20.000 personas con Daño Cerebral Adquirido que se benefician de los programas de apoyo a las Personas con Discapacidad puestos en marcha por el Gobierno de Emiliano García-Page y que cuentan con programas de fomento de la autonomía personal en los Centros de Atención Directa, como el que ADACE tiene en Toledo.

La Consejería de Bienestar Social colabora con ADACE en más de 300 plazas especializadas, la mayoría de ellas para tratamientos de rehabilitación y recuperación de autonomía personal, y  a través de los Centros de Día y Centros Residenciales que tienen en la región para mejorar la calidad de vida de las personas con Daño Cerebral Adquirido de Castilla-La Mancha.