El Gobierno de Castilla-La Mancha se ha mostrado a favor del documento elaborado por el Ministerio de Sanidad para reformular la situación de la Atención Primaria en el conjunto del Estado.

Así lo ha afirmado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, momentos antes del inicio del Pleno Extraordinario monográfico sobre Atención Primaria del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que ha estado presidido por la ministra del ramo, María Luisa Carcedo.

El consejero ha destacado que el documento que se ha presentado a las distintas comunidades, “agrupa medidas que nosotros estamos llevando a cabo, como por ejemplo los contratos para los médicos residentes que terminan su formación, a la vez que ha destacado que actualmente se cubran el cien por cien de las plazas ofertadas para formación.

Asimismo, sobre la propuesta de que los cupos estén por debajo de las 1.500 tarjetas sanitarias, Fernández Sanz ha destacado que en Castilla-La Mancha “tenemos 1.347 tarjetas de media”, entendiendo que hay cupos por rebajar respecto a la Atención Primaria urbana, distinta a la situación de la Atención Primaria rural.

El consejero ha destacado que el documento presentado “se oriente a la salud comunitaria a través de la promoción y la prevención”, recordando que en Castilla-La Mancha,“somos una Comunidad con 80.000 kilómetros cuadrados, con dos millones de habitantes y esto supone una dispersión tremenda, por lo que la Salud comunitaria, la cronicidad y la dispersión de la población son temas que hay que tener en cuenta en un documento de este nivel”, explicando que otras comunidades tienen los mismos problemas.

Por ello ha destacado los nuevos roles profesionales en la atención, haciendo hincapié en que la Enfermería “debe dar un paso al frente para tener más poder resolutivo dentro de la Atención Primaria, y, sobre todo, de cara a nuestra realidad, donde el setenta y cinco por ciento de las consultas de Atención Primaria, se dedican a consultas de pacientes crónicos y creemos que la Enfermería tiene que tener un gran protagonismo en los cuidados y en el seguimiento del paciente”.

Para concluir, Fernández Sanz ha puesto de manifiesto que tras semanas de trabajo, el documento presentado recoge sugerencias de todos los protagonistas en la Atención Primaria, afirmando que “con este documento, el modelo a instaurar para la recuperación del protagonismo de la Atención Primaria hoy da un gran paso de la mano de la reorientación hacia la salud comunitaria”.