Un proyecto desarrollado por la Asociación Geoalternativa en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real y financiado por la Dirección General de Agenda 2030 y Consumo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La propuesta pretende favorecer el consumo de productos más sostenibles y respetuosos con el entorno, nuestra salud y la economía local, a través de los pequeños espacios de venta de Ciudad Real.

Un proyecto desarrollado por la Asociación Geoalternativa en colaboración con el Ayuntamiento de Ciudad Real y financiado por la Dirección General de Agenda 2030 y Consumo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. La propuesta pretende favorecer el consumo de productos más sostenibles y respetuosos con el entorno, nuestra salud y la economía local, a través de los pequeños espacios de venta de Ciudad Real.

La concejala de Consumo, Ana Belén Chacón, ha explicado que con esta campaña se trata “de favorecer el consumo de productos de la zona, que son más sostenibles y respetuosos con el entorno, con nuestra salud y la economía local”. Además, se reducen los kilómetros de transporte de mercancías y con ello la contaminación. En Ciudad Real existen 1.935 comercios de los cuales 484 están destinados al consumo de alimentos y bebidas.

Por otra parte, la representante de Geoalternativa, Marta Bravo, ha comentado que los mensajes de la campaña se van a centrar en ocho puntos primordiales, entre los que se encuentran “dar a conocer los beneficios y las ventajas de estos espacios de venta de alimentos, que reducen kilómetros de transporte y mejoran el clima, además ofrecen lo que la tierra nos da en cada estación; con ello, se fomenta que nos alimentemos en relación con los ciclos de la naturaleza. Son alimentos que no usan contaminantes, reducen envases y cuidan nuestro entorno”. Terminaba diciendo que, además, estos pequeños establecimientos “cuidan la confianza entre las personas productoras y las consumidoras, nos traen productos de calidad y con gran sabor, llenan la ciudad de vida y promocionan un consumo justo.

La campaña hará visible en redes sociales, prensa y colectivos locales los beneficios del consumo de proximidad en la capital manchega. También tendrá incidencia fuera del mundo virtual, gracias a un taller participativo sobre la función de los pequeños espacios de venta celebrado, el 29 de octubre, en el Museo López-Villaseñor y una mesa informativa, el sábado 30, en la puerta del Mercado de Abastos. En ambas actividades se pretende mapear colectivamente los canales cortos de comercialización de la ciudad, sus ventajas y la situación en la que se encuentran.

Se repartirá material de difusión como chapas y pegatinas con el logotipo diseñado para que su alcance se extienda por la ciudad en el tiempo. Es fundamental distinguir aquellos espacios de venta, que tienen un trato directo con los productores y productoras de cercanía y que ofrecen alimentos sanos, sostenibles y de temporada. Estos lugares fomentan la vida de los barrios, son generadores de empleo y favorecen la economía local.

En definitiva, con esta campaña se busca la participación de la población y colectivos de Ciudad Real para conseguir, a través de su comercio de proximidad, una dieta y una ciudad más sostenible y sana.

Más información e inscripciones en el taller educacion@geoalternativa.org