El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado, este miércoles en Madrid, el acuerdo alcanzado y rubricado con el Ministerio de Defensa y con el Ayuntamiento de Ciudad Real, que “permite desbloquear un problema, buscar soluciones” en Ciudad Real, ha apuntado, “y va a ser una oportunidad para muchas familias que puedan hacerse con una vivienda, en una zona emblemática de la ciudad”.

Así lo ha manifestado el presidente regional, en la sede del Ministerio de Defensa, en el transcurso de la firma de un protocolo de actuación que afecta a diversos inmuebles ubicados en dicha capital, y que se enmarca en el desarrollo del Plan de Modernización de Ciudad Real 2025. “Un plan que nos pone de acuerdo a todas las Administraciones”, ha destacado García-Page, “en el que se ven implicadas distintas partes de la Administración del Estado”, ha proseguido.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha resaltado la conveniencia de suscribir este documento en el que no hay “ni milímetro de especulación” y que solo persigue “exhibir un acuerdo de intereses públicos” a fin de dar solución a “un problema enquistado”, ha continuado. En relación a este asunto, García-Page ha reconocido que el protocolo proyecta una “mejora del paisaje y, al mismo tiempo, permite vivienda”, ha incidido.

El problema de la ocupación ilegal

El presidente García-Page se ha referido a la ocupación ilegal de viviendas como “un problema muy grande, particularmente en el centro de España”, ha precisado. En este sentido, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha reiterado el compromiso de su Gobierno en la lucha contra la ocupación ilegal de viviendas.

“Nosotros lo decimos muy claro: derecho a la vivienda sí, a la vivienda propia; derecho a la vivienda ajena, no”, ha sentenciado. Asimismo, García-Page ha insistido en que “en este caso más, porque son los intereses y el suelo de todos los ciudadanos”, en relación a los terrenos cedidos por el Ministerio de Defensa, “una zona que necesitaba una remodelación, una solución”, ha aseverado.

En la firma de este protocolo, fruto de la colaboración y entendimiento entre administraciones, el presidente de Castilla-La Mancha ha estado acompañado por la ministra de Defensa, Margarita Robles; el consejero de Fomento, Nacho Hernando; y la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora.