El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha subrayado este mediodía la “colaboración” y “coordinación” en el seno del Estado de las Autonomías como elementos fundamentales en el “éxito colectivo” del plan de vacunación en España, que García-Page ha definido como “la operación de salud pública más importante de la historia” y en la que “el pueblo español se ha comportado como uno de los mejores de Europa”, ha añadido.

Así se ha pronunciado el presidente autonómico en Guadalajara, tras visitar el servicio de vacunación centralizada de esta capital junto al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez; la ministra de Sanidad, Carolina Darias; y Araceli Hidalgo, la primera persona vacunada en España, precisamente en Guadalajara, 250 días atrás. “La sonrisa, la alegría, el optimismo de Araceli fue, francamente, terapéutico”, ha valorado Emiliano García-Page, al tiempo que ha agradecido “la reacción del sistema sanitario” y de todos sus profesionales, “que ha sido tremenda”, ha apostillado.

En este marco, el presidente de la Comunidad Autónoma se ha preguntado “en qué condiciones hubiéramos abordado esta crisis sanitaria absolutamente imprevisible y voraz con el sistema sanitario que nos encontramos”. A este respecto, García-Page ha recordado que “entonces, el 70 por ciento era de despidos, no era de vacunación”, ha manifestado. Por el contrario, el jefe del Ejecutivo castellanomanchego ha admitido que este proceso “tiene un calado histórico y nos ha vacunado contra otros virus, el virus de los recortes y el desprecio al servicio público y al estado de bienestar”, ha puntualizado.

De este modo, el presidente regional ha remarcado que “esta es una crisis que se ha abordado con mucho mimo, con mucho cariño”, ha señalado, “y con mucho miedo”, ha reconocido. Asimismo, una vez alcanzado el objetivo del 70 por ciento de inmunizados en el territorio nacional, el presidente García-Page ha incidido en que “hoy nos hemos ganado el derecho a tener optimismo porque el éxito es de autoestima colectiva”, ha justificado.

Sanidad, garantía de recuperación económica

En este “día de recuerdo y gratitud con todos los que se han dejado la piel y con los que no están porque se nos han ido”, el presidente García-Page ha resaltado que “podemos decir con tranquilidad que no solo el sistema sanitario ha protegido la vida de la gente, sino que la reacción del sistema sanitario y de protección social va a dar garantía y esperanza económica”, ha reflexionado. “Sin una sociedad sana, que no tenga miedo a la enfermedad, no tenemos crecimiento económico posible, y ese círculo este país lo ha conseguido”, ha concluido.

“Todo va de la mano”, ha proseguido el presidente castellanomanchego, quien ha planteado que “es evidente que no hay economía sostenible si no tenemos una previsibilidad sostenible en el medio ambiente que nos rodea, y lo mismo pasa con la Sanidad”. En este contexto, García-Page ha realizado un llamamiento “a la sociedad española y a las instituciones” a fin de “fabricar esperanza” en el marco de “un escenario de recuperación”, ha sentenciado.

Datos que avalan la recuperación

El presidente autonómico ha asegurado que, en la región, “tenemos el nivel de paro por debajo no ya de la crisis del COVID, sino de la crisis financiera de 2009”, y eso se debe a que la reacción a la crisis “fue la contraria a la de los recortes”, ha remarcado.

Además, García-Page ha incidido en que se está batiendo el descenso “del nivel de paro de toda nuestra historia, en un mes de agosto”, una tendencia que ha achacado a que “la reacción a la crisis ha sido la contraria a la de los recortes, inyectar dinero, inyectar ilusión y, en definitiva, opciones”.

Evaluación de daños por el temporal

En relación a las consecuencias y el impacto del último temporal en la región, García-Page ha certificado, ante el jefe del Ejecutivo nacional, que “vamos a evaluar los daños” antes de solicitar, la próxima semana, las ayudas correspondientes por las consecuencias catastróficas que se han producido en diversos puntos de la Comunidad Autónoma, especialmente en las provincias de Toledo y Cuenca.

En el transcurso de este acto, el presidente de Castilla-La Mancha ha estado acompañado por el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles; el presidente de la Diputación Provincial, José Luis Vega; y el alcalde guadalajareño, Alberto Rojo.