El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha valorado hoy el nuevo establecimiento del restaurador toledano Adolfo Muñoz, Hotel Boutique Adolfo, como un “síntoma sincero” de que en la Comunidad Autónoma hay un clima de emprendimiento y de confianza económica “que nos va a ayudar a aprovechar muy bien los vientos de recuperación económica y a trasladarlos a uno de nuestros puntales más fuertes como es el turismo”.

En la inauguración del nuevo establecimiento, que está en la céntrica Plaza de Zocodover de Toledo, García-Page señaló que el sector de turismo y servicios es “una potencia increíble en el Producto Interior Bruto de Toledo, de Castilla-La Mancha y de toda España”.

Para García-Page, “es un motivo de orgullo como toledano y como presidente de la región ver cómo a pesar de todos los pesares, y con todos los inconvenientes que supone el proceso de rehabilitación en un centro histórico como este, se esté sabiendo aprovechar muy bien el pasado”, pues el hotel está construido casi en su totalidad en madera para conservar la esencia del edificio en el que se asienta, que data de 1908.

El presidente regional también reconoció a Adolfo, “que es inquieto y emprendedor mucho antes de que se supiera lo que significa ser emprendedor, un concepto relativamente moderno en la jerga española”.

Se felicitó por contar con una plantilla de grandes emprendedores en la región, quienes al igual que el restaurador “tiran a pesar de las dificultades” y resaltó que la ciudad de Toledo “se merecía” un establecimiento como este.