El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha propuesto incorporar el Palacio Ducal de Pastrana, en la provincia de Guadalajara, a la Red de Hospederías de Castilla-La Mancha, “a modo de Parador de Turismo, pero a nuestra escala y con nuestras ganas de hacer bien las cosas”, ha subrayado.

Así lo ha avanzado el jefe del Ejecutivo autonómico, en la villa ducal, en el transcurso del acto de inauguración de las obras de rehabilitación de la Iglesia de San Francisco. En este marco, García-Page ha ofrecido toda la colaboración del Gobierno regional para situar “en ese magnífico palacio de la Princesa de Éboli, una gran instalación hotelera, una gran posada, una hospedería para la red de Castilla-La Mancha”.

En este sentido, el presidente regional ha señalado que Pastrana puede presumir de su pasado “porque tiene más siglos de historia que muchos países del mundo”. García-Page ha añadido que “es bueno tener historia, poso, sedimento”, y ha exhortado a la localidad y a sus autoridades “a combinar su historia con la energía que le quiere aportar la propia ciudad”.

Asimismo, el presidente autonómico, ha recordado que en Pastrana, concretamente en la recién rehabilitada Iglesia de San Francisco, se celebrará el próximo 27 de marzo la gala de entrega de las Medallas al Mérito Cultural de Castilla-La Mancha.

Por este motivo, García-Page ha ensalzado la recuperación patrimonial de espacios públicos en todo el territorio regional, y ha definido esta labor como un “deber moral, aunque solo sea por reconocernos a nosotros mismos, porque es difícil construir un futuro sin saber de dónde viene uno”, ha sentenciado.

Rehabilitación ejemplar

La rehabilitación de la Iglesia de San Francisco ha acarreado una inversión de más de medio millón de euros y se han centrado, fundamentalmente, en la limpieza de paramentos, la colocación de un nuevo solado, el descubrimiento de los nervios de piedra de las bóvedas, la recuperación del coro, o la instalación de calefacción, iluminación y medidas de seguridad, entre otras actuaciones.

El edificio, un antiguo convento con más de cinco siglos de historia, es propiedad del ayuntamiento alcarreño y, en las últimas décadas, ha sido utilizado para fines muy diversos, albergando una cárcel, un colegio e incluso un garaje de vehículos municipales. A partir de este momento, una vez se ha culminado esta reforma, la Iglesia de San Francisco se convertirá en el Centro de Interpretación de la Comarca y podrá ser utilizada, igualmente, como sala de exposiciones.

Las obras de rehabilitación han sido cofinanciadas por este Ayuntamiento alcarreño y la Subdirección General de Energía Nuclear del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, en el marco las inversiones que el Gobierno de España realiza en municipios situados en el entorno de instalaciones nucleares, al ubicarse la localidad de Pastrana en el área de influencia de la central nuclear de Zorita de los Canes, actualmente en proceso de desmantelamiento.

En esta inauguración, el presidente regional ha estado acompañado por el delegado de la Junta en la provincia de Guadalajara, Eusebio Robles; el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido; y el presidente de la Diputación Provincial de Guadalajara, José Luis Vega. De igual forma, han estado presentes, junto a García-Page, el alcalde de Pastrana, Luis Fernando Abril; y el presidente de la empresa pública Enresa, José Luis Navarro Ribera.