El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, exigió a la dirección del Partido Popular regional que realice una rectificación ‘urgente y pública’ sobre el memorándum y su política de agua durante el gobierno en la región. El proceder fue considerado “de traición pura y dura” a la Comunidad AUtónoma, y que se suma al “reguero de recortes y destrozos” en la Comunidad Autónoma que la ex presidente regional, María Dolores de Cospedal, “dejó en su huida”.

De este modo lo ha señalado durante un receso de la reunión semanal del Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha, que este martes ha tenido lugar en el Ayuntamiento de la localidad ciudadrealeña de Valdepeñas. Se trata de la decimosexta ocasión en que el Consejo de Gobierno se desarrolla fuera de su emplazamiento habitual, el Palacio de Fuensalida en Toledo capital, y de la cuarta que se celebra en la provincia de Ciudad Real.

En este sentido, García-Page ha asegurado que es momento ya de empezar a aplicar “dinámicas distintas a las de Rajoy”, y ha criticado que el “famoso memorándum” que firmó Cospedal es “el documento más bochornoso” para los intereses de Castilla-La Mancha de cuantos haya podido haber, “y está siendo ya invocado en los recursos jurídicos que plantea esta Comunidad Autónoma”.

También recordó que el documento fue “aplaudido y jaleado” por los dos candidatos a suceder a María Dolores de Cospedal en el PP de Castilla-La Mancha, Carlos Velázquez y Francisco Núñez, “alumnos aventajados en esto y en tantas cosas” de la ex presidente regional.presidenta regional.

Recurso al último trasvase del Tajo al Segura aprobado en julio

El jefe del Ejecutivo autonómico ha informado, además, de que el Consejo de Gobierno ha aprobado hoy impugnar el acuerdo de la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura que autorizó un trasvase de 38 hm3 en julio de este mismo año, una decisión que se ha adoptado “en coherencia con nuestra estrategia y con nuestra defensa a ultranza de los intereses de la Comunidad Autónoma”.

En este sentido, recordó que el Ejecutivo sigue “a la espera” de cambios de fondo en la gestión del agua en España, aunque no dejo de reconocer los “numerosos gestos de cambio” que el nuevo Gobierno de España está planteando en diversos ámbitos relacionados con la Comunidad Autóoma, como el ATC..

“Vamos a recurrir el trasvase de este Gobierno como lo hemos hecho con el de Rajoy, pero este Gobierno tiene mucha más voluntad de cambiar las cosas que el anterior”, ha asegurado, y por ello ha urgido al Ejecutivo central a que empiece a tomar decisiones “de la mano del consenso”, pero con la firmeza que supone tratarse de un Gobierno ecologista.

Pero en la gestión del agua, ha asegurado, el trasvase Tajo-Segura es “imposible de mantener en el tiempo” si se quiere representar modernidad y sostenibilidad. “Tenemos voluntad de llegar a acuerdos sobre los ritmos y la dosificación de la solución de este problema, y nos ponemos también en el lugar del Levante, pero empieza a ser hora de que haya inercia de cambio”, ha apostillado.