El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha ensalzado el Plan ‘Corresponsables’, firmado este miércoles entre el Gobierno regional, los sindicatos y la FEMP-CLM, que permitirá la financiación de actuaciones orientadas a facilitar la conciliación de las familias con hijas e hijos de hasta 14 años. Así, ha señalado el presidente, “estamos ante un nuevo programa de ayudas que puede terminar generando casi 2.000 puestos de trabajo. En una autogeneración de oportunidades -ha añadido- porque las madres y los padres pueden acceder así a un nuevo empleo o conservar el que tienen”.

Este Plan, que se desarrollará mediante la contratación de personal profesional para la creación de bolsas de cuidado profesional; la creación de empleo de calidad en el sector de los cuidados y la puesta en marcha de un sistema que permita habilitar a las personas que han trabajado en el ámbito de los cuidados de manera formal e informal, mejorará también la corresponsabilidad en la educación y la crianza, como ha señalado el propio presidente.

“Hoy coinciden las palabras conciliación, convivencia, concordia e igualdad. Y si no hay igualdad, no es fácil la convivencia, es realmente imposible la concordia y absolutamente áspera la conciliación”, ha apostillado.

Para García-Page, se trata de “un acierto” que este nuevo “vehículo para la igualdad” se lleve a cabo de la mano con los ayuntamientos. “Más del 95 por ciento de los posibles beneficiarios indirectos, que son los menores de 14 años de la región y sus familias, ya están adheridos a través de los ayuntamientos, y ello ya supone un éxito que la Consejería de Igualdad y el Instituto de la Mujer se pueden apuntar con mucha claridad”, ha asegurado.

De este modo, ha explicado que “estamos trabajando sobre el éxito que supone que el ayuntamiento que menos pueda recibir porque solo tenga un o una menor, ya recibe de entrada 2.500 euros, y el que más población tiene, que es el de Albacete, puede recibir hasta 700.000 euros de aportación para facilitar la convivencia”.

Por ello, ha reiterado su agradecimiento a la Consejería de Igualdad, a los sindicatos y a la FEMP por la firma de este “acuerdo de convivencia a favor de la igualdad” y ha valorado que en esta región “los ayuntamientos están siempre al pie del cañón, trabajando por la gestión corresponsable”.

40 pactos de negociación, diálogo y convivencia

El jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha recordado también que, en lo que va de año, ha firmado ya como presidente unos cuarenta pactos “que significan negociación, diálogo, convivencia y concordia. Y todos ellos van a tener un resultado positivo porque todos están dentro del sentido común y de la Constitución”, ha subrayado.

Asimismo, ha incidido en que la igualdad “es lo que me ha llevado, al igual que al resto de los firmantes, a estar en la vida pública”, añadiendo que la igualdad “hay que regularla, hay que fomentarla, hay que estimularla y, a veces, hay que pagarla”.

Finalmente, ha mostrado su deseo de que “pudiéramos hacerlo todo así, creando puestos trabajos que van a ser apóstoles -mujeres en su mayoría- de la igualdad, que posibilitarán la convivencia familiar y las posibilidades de tener hijos, porque eso no supondrá tener que renunciar a otros aspectos de la vida. Esto es mucho más útil que una ayuda directa a la maternidad, aunque no la rechazo”, ha apostillado.

Durante este acto, el presidente regional ha estado acompañado por la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, el secretario de Organización de UGT, Luis Manuel Monforte, el secretario General de CCOO, Francisco de la Rosa Castillo y la presidenta de la FEMP C-LM, Agustina García Élez.