El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, finalizado el acto de conmemoración del Día Mundial de la Salud, celebrado en Argamasilla de Alba el pasado viernes 6, acogió con satisfacción la invitación del alcalde, Pedro Ángel Jiménez, para visitar la Casa de Medrano y conocer de primera mano la historia y la tradición cervantina de la localidad, de la que hace gala desde hace ya más de cuatros siglos, así como a firmar en su libro de visitas ilustres.

Junto al presidente de la Región, también fueron invitados a firmar en el libro el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Vaquero; el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz; y la Directora-Gerente del Servicio de Salud de CLM (SESCAM), Regina Leal Eizaguirre.

Les acompañaron en la firma, el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo, que ya hicieron lo propio en ocasiones anteriores.

Según la tradición, Cervantes fue preso en la cueva de Medrano cuando llegó a la comarca como cobrador de alcabalas, y durante su estancia gestó al más ilustre de los caballeros andantes. Una creencia que, entre otros muchos escritores, académicos e historiadores, defendió Azorín en su obra ‘La ruta de Don Quijote’, tras visitar la localidad en 1905, cuando afirmó: “¿Qué hay en el ambiente de este pueblo que haya hecho posible el nacimiento y desarrollo, precisamente aquí, de esta extraña, amada y dolorosa figura? ¿De qué suerte Argamasilla de Alba, y no cualquier otra villa manchega, ha podido ser la cuna del más ilustre, del más grande de los caballeros andantes?”.