El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado, esta mañana, por “ponderar las decisiones” sobre posibles restricciones frente a la expansión del virus con “coherencia” y atendiendo a la evolución de cada territorio en esta etapa de la pandemia. “No puede tener la misma solución quien tiene mucha incidencia que quien tiene menos, porque no estamos en un estado de alarma global”, ha explicado el jefe del Ejecutivo autonómico que ha anunciado, además, que el próximo día 15 de julio, acompañará “a los Reyes y a los representantes del Estado en un homenaje a todos los fallecidos” a causa de la pandemia.

De esta manera, el presidente García-Page ha adelantado la posición de la Comunidad Autónoma en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que tendrá lugar esta tarde, asegurando que “vamos a apoyar al Ministerio de Sanidad en una línea de constancia en la que las autonomías podamos seguir tomando medidas, de manera proporcionada y sin confundir a la opinión pública”, ha indicado. Así se ha pronunciado el presidente regional en el Colegio Rural Agrupado Airén, en la localidad conquense de Osa de la Vega, donde ha inaugurado un espacio multiusos de más de 200 metros cuadrados.

“No es lo mismo prohibir cuando no había vacunas que cuando tenemos muy avanzado el sistema de vacunación”, ha sostenido el presidente autonómico, al tiempo que ha hecho referencia a la significativa mejoría de los datos desde el decaimiento del estado de alarma, especialmente en Castilla-La Mancha, donde “teníamos 419 personas en cama con COVID y hoy, estamos en torno a 60”, ha detallado. Por ello, García-Page ha reiterado que “si cuando se levantó el estado de alarma estábamos bastante peor, hoy tenemos que ponderar las decisiones”.

“Orden y contraorden, igual a desorden”, ha sentenciado García-Page, quien ha puesto de manifiesto la necesidad de alcanzar un “consenso nacional” en la toma de medidas para que “la ciudadanía no malinterprete los mensajes y haya una línea de conducta”, ha explicado. Asimismo, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha considerado la conveniencia de “emitir, como España, una imagen única”, ha subrayado, porque de lo contrario “eso afectaría al turismo del conjunto del país”, ha apostillado.

Financiación justa y soberanía nacional

En Osa de la Vega, Emiliano García-Page se ha referido a la negociación de la financiación autonómica y ha advertido que “no vamos a estar en el discurso de alquilar la tranquilidad del Estado a base de que el dinero vaya a dónde chillan más”. En este sentido, el presidente regional ha aseverado que “si se trata de sentir los colores de la tierra, yo también siento los colores de Castilla-La Mancha”, ha justificado.

En este contexto, García-Page ha planteado que “si se trata de defender lo nuestro, lo vamos a defender porque lo nuestro, tal y como nos dimos en la Constitución del 78, es de todos”, ha zanjado. En este punto, el presidente autonómico ha pronosticado que “va a ser un otoño intenso” en el terreno político, y ha subrayado que “estaremos ojo avizor” para defender los intereses de la Comunidad Autónoma.

En relación a este asunto, el jefe del Ejecutivo regional ha considerado que “detrás del concepto de soberanía nacional, hay financiación para los centros educativos y los centros de salud”, ha planteado. En este sentido, ha remarcado que “tenemos los servicios que tenemos porque es justo, porque es un derecho, no es un regalo”, ha zanjado.

Inversión educativa

Precisamente sobre financiación de servicios públicos, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que “el próximo mes vamos a sacar 53 obras deportivas” a la que se destinarán diez millones de euros. Asimismo, García-Page ha precisado que “estamos hablando de 425 obras en el Plan de Infraestructuras Educativas” que se encuentran, actualmente, en ejecución en la región.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado la obra recién inaugurada en esta localidad conquense, “porque es simbólica y refleja una intención, una voluntad muy clara de apostar por nuestro sistema educativo y de apostar por donde está la gente”, ha subrayado en referencia a la lucha contra la despoblación. “Lo más importante que se puede hacer por una región o pueblo, es fabricar inteligencia”, ha concluido.

Durante esta inauguración, han acompañado al jefe del Gobierno regional, el vicepresidente autonómico, José Luis Martínez Guijarro; la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosa Ana Rodríguez; la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez; el presidente de la Diputación Provincial, Álvaro Martínez Chana; y la alcaldesa de Osa de la Vega, Vicenta García.