La práctica “Implantación de una Guía de Buenas Prácticas (GBP) para la prevención de caídas y lesiones derivadas en personas mayores que viven en la comunidad” ha sido distinguida con un premio.

GAI_albacete_gana_premio_por_guía_buenas_prácticas

El premio ha recaído en la Gerencia de Atención Integrada (GAI) de Albacete. Servicio dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Este es uno de los Premios a la Implementación de Prácticas de Seguridad del Paciente. Dichos premios fueron entregados esta semana en el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Dichas jornadas fueron organizadas con motivo del Día Mundial de la Seguridad del paciente.

GAI de Albacete gana premio por una Guía de Buenas Prácticas

Fue el Comité Científico responsable de la evaluación de la convocatoria de la presente edición de estos premios que reconoció esta guía práctica. dentro del marco de la Estrategia de Seguridad del Paciente del Sistema Nacional de Salud. La misma titulada “Implantación de una Guía de Buenas Prácticas (GBP) para la prevención de caídas y lesiones derivadas en personas mayores que viven en la comunidad”, reconocida por el Comité Científico responsable de la evaluación de la convocatoria de la presente edición de estos premios.

Esta práctica de los profesionales de Atención Primaria ya se ha puesto en marcha en centros de salud de la región. Estos centros son el de Madrigueras, Balazote y Chinchilla de Montearagón, liderado por profesionales de Enfermería y Fisioterapia. En colaboración con todo el equipo del centro de salud. Tal y como ha destacado la coordinadora de equipos de Enfermería, Juani Vinuesa, encargada de presentar la experiencia. La GAI de Albacete inició la implantación de la Guía en Atención Primaria en 2017. Y dado a los buenos resultados obtenidos por el grupo que ya la había puesto en marcha en el ámbito hospitalario.

Guía para la prevención de la caída

El objetivo, siguiendo el testigo del grupo ya consolidado en el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete (CHUA), es la prevención de la caída. Actuando sobre la población de riesgo. Y para ello, se adaptaron al ámbito de la Atención Primaria y a los recursos existentes, una serie de intervenciones, basadas en la última evidencia científica disponible. Mismos que han demostrado ser efectivas en la prevención de caídas en la comunidad.

A esta jornada asistió el director gerente del Área de Atención Integrada de Albacete, Ibrahim Hernández Millán. También el subdirector médico de la GAI de Albacete, Julio Montoya, y la subdirectora de Enfermería, Marieta Alfaro. Asimismo acudió también, la supervisora del Área de Investigación y Formación Continuada, Pilar Córcoles. La enfermera Mari Cruz Vico y la fisioterapeuta del centro de salud de Madrigueras, Silvia Solera, ambas impulsoras de la Guía en Atención Primaria.

Programa Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados

Esta iniciativa forma parte del Programa de Centros Comprometidos con la Excelencia en Cuidados, iniciada en España en el 2011, gracias a la colaboración entre la Unidad de Investigación de Cuidados de Salud (Investén-isciii), el Centro Colaborar Español del Instituto Joana Briggs para los cuidados en Salud basados en la Evidencia y la Asociación Progresional de Ontario (RNAO).

La prevención de las caídas en personas mayores es una prioridad en Castilla-La Mancha, dada la magnitud del problema y la importancia de sus consecuencias. Con la implantación de esta guía de buenas prácticas se pretende identificar y actuar sobre los factores de riesgo de caídas en la población, reducir su incidencia y disminuir las caídas que producen lesión.

La OMS considera las caídas segunda causa mundial de muerte

Las caídas son un importante problema de salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales no intencionales, estimándose que se producen 424.000 caídas mortales cada año.
Aproximadamente, un tercio de las personas mayores de 65 años y la mitad de los mayores de 80 años que viven en la comunidad, se caen al menos, una vez al año. De los mayores que se caen, la mitad tienen caídas recurrentes y el 50 por ciento se vuelven a caer en el mismo año.

La caída es, por tanto, un factor de riesgo de sufrir nuevas caídas. Además, más de un 70 por ciento de las caídas en personas mayores tienen graves consecuencias (fracturas, heridas, esguinces, contusiones…) y más de la mitad presentan secuelas posteriormente.

Día Mundial de la Seguridad del Paciente

A largo plazo, la autonomía de las personas mayores que se caen disminuye por el miedo a volver a caer y por la dificultad para recuperar el nivel funcional previo, derivando en discapacidad y en ocasiones, en institucionalización.

El día 17 de septiembre se celebró el Día Mundial de la Seguridad del Paciente, declarado por dirigentes sanitarios y representantes de alto nivel de la política, la medicina y la ciencia de más de 40 países y organizaciones internacionales, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la segunda Cumbre Ministerial Internacional celebrada en Bonn en 2017.