Con el frío hay que extremar la precaución cuando se tiran las cenizas en el contenedor

En los fríos meses de otoño e invierno, es común el uso de lumbres, estufas, barbacoas y braseros para calentar hogares y reuniones familiares. Sin embargo, si estos elementos no se apagan del todo, pueden provocar un incendio en el contenedor de residuos horas después de ser desechados o incluso en el camión de recogida. Por ello, desde la Mancomunidad de Servicios Comsermancha, su presidente, Pedro Ángel Jiménez, hace un llamamiento a extremar la precaución a la hora de desechar los restos de lumbres, estufas, barbacoas o braseros en los contenedores.

Es necesario recordar que las cenizas deben ser depositadas en el contenedor de materia orgánica, es decir, el contenedor de tapa marrón y que el horario para depositar los residuos en los contenedores es de 20:00 a 23:00 h. de lunes a sábado. Además, es muy importante cerciorarse de que las cenizas estén bien apagadas antes de depositarlas.

Todos los años, desde la Mancomunidad se sufren grandes problemas de incendios en los contenedores, causando daños en los contenedores mismos, en el mobiliario urbano y en la vía pública, además de en vehículos aparcados cerca de ellos, redes eléctricas próximas o viviendas.

Por estas razones, la Mancomunidad hace un llamamiento a los vecinos de los 21 municipios que la forman a ser conscientes de la importancia de extremar la precaución a la hora de desechar los restos de lumbres, estufas, barbacoas, braseros y demás elementos calefactores, evitando así incendios y grandes daños.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×