Castilla-La Mancha y la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han firmado un acuerdo de colaboración para el desarrollo de actividades-servicio y de actividades en el ámbito de la investigación y la innovación educativa en los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos.

El acuerdo ha sido rubricado en los Servicios Centrales de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes por la titular de la misma, Rosa Ana Rodríguez, y por el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Julián Garde. En el acto de firma también ha estado presente el director general de Universidades, Investigación e Innovación, Ricardo Cuevas.

En unas declaraciones tras la firma, la consejera y el rector han coincidido en la importancia de la realización de las actividades de aprendizaje-servicio, así como de las del ámbito de la innovación e investigación educativa “al conducir a una mejora en la calidad de la enseñanza de los centros educativos no universitarios de Castilla-La Mancha”.

Además, han dicho, contribuyen al desarrollo de competencias técnicas, metodológicas, personales y participativas por parte del alumnado y profesorado de la Universidad. “Con este tipo de actividades Universidad y centros educativos se enriquecen mutuamente y posibilitan alcanzar un mejor conocimiento de la realidad educativa mediante intervenciones que deben ser contextualizadas, colaborativas, consensuadas y participativas”.

Se consideran actividades de aprendizaje-servicio aquellas de carácter educativo realizadas por la UCLM que combinan procesos de aprendizaje con el servicio a la comunidad educativa a través de los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos, mejorando algún aspecto en la enseñanza no universitaria o llevando a cabo un proyecto de sensibilización o de conocimiento del alumnado y profesorado de dichos centros docentes.

Por su parte, se entiende por actividades en el ámbito de la innovación e investigación educativa todas aquellas acciones desarrolladas por la UCLM en colaboración y cooperación con profesorado de los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos, encaminadas a generar y transferir el conocimiento científico, con especial consideración al ámbito educativo.

Rosa Ana Rodríguez ha puesto en valor el hecho en sí del acuerdo y ha destacado la importante colaboración que existe entre la institución académica y el Gobierno regional: “una colaboración que se extiende más allá de la educación posobligatoria con acuerdos como el que hoy nos trae”.