El viceconsejero de Medio Ambiente, Fernando Marchán, ha visitado las parcelas en las que se han realizado los trabajos de retirada y sellado de restos de amianto por parte del Gobierno regional en el barrio de Santa María de Benquerencia de Toledo.

En este contexto, Marchán ha recepcionado los dos últimos proyectos concluidos, el correspondiente a la Fase III de la parcela situada en la calle Laguna de Arcas, que ha contado con un presupuesto de 1.263.906,33 de euros; así como el de la parcela 4 del Polígono 85 por importe de 265.780,86 euros. De esta forma, la Viceconsejería de Medio Ambiente continúa con el seguimiento de los trabajos que comenzaron hace más de un año y a los que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha destinado unos 3 millones de euros.

Cumpliendo con el compromiso adquirido de transparencia e información hacia los vecinos afectados, el viceconsejero ha adelantado su intención de reunirse pronto con la Asociación de Vecinos ‘El Tajo’ y la Plataforma ‘Mi barrio sin amianto’. El objetivo de Marchán es trasladarles los detalles de los trabajos recién concluidos, y darles a conocer el planning de las futuras actuaciones.