Tras conocer las últimas informaciones por parte de la UCLM y de la Consejería de Educación sobre las clases del próximo curso escolar, el sector de Enseñanza de FeSP UGT en Castilla-La Mancha considera “un poco precipitada” la decisión de la Universidad de transformar las clases del primer cuatrimestre del curso que viene en clases a distancia. Manuel Amigo, responsable de Enseñanza de UGT CLM opina que lo más recomendable sería esperar a conocer la situación sanitaria en los meses siguientes y, llegado a ese punto, decidir qué medidas son las más adecuadas para evitar contagios y rebrotes de Coronavirus en la comunidad educativa de la UCLM.

En los niveles de Infantil, Primaria y Secundaria para los que la Consejería ha anunciado el inicio de las clases el 9 de septiembre, UGT considera insustituibles y fundamentales las clases presenciales. Amigo defiende que la enseñanza presencial no puede sustituirse, a no ser que la situación sanitaria lo imponga. “En Infantil, Primaria y Secundaria Obligatoria, los alumnos y las alumnas están en edades que necesitan interactuar entre ellos, aprender juntos, y es totalmente necesaria la presencia de un profesor que tutele el proceso de enseñanza-aprendizaje de los contenidos de cada nivel”. Además, en la mayoría de actividades es imprescindible la presencia de un adulto, de un profesor, o de los padres o madres si dichas actividades se terminaran realizando fuera del centro educativo, con la dificultad que eso supondría para la conciliación de la vida familiar y laboral.

UGT incide en no perder de vista el riesgo de aumentar la brecha digital antes de tomar cualquier decisión sobre la realización de las clases tanto en enseñanzas medias como en las universitarias. “Si hubiera que volver a medidas de distanciamiento social o si el alumnado tuviera que trabajar ciertos contenidos a distancia, la Consejería de Educación y la UCLM debería garantizar la igualdad de condiciones distribuyendo el material electrónico necesario y mejorando la conectividad de aquellos que lo necesiten, porque de no hacerlo la brecha educativa será cada vez mayor”, señala Amigo.