Desde FEJAR se exige el cese o dimisión del Presidente de SELAE como máximo responsable de Loterías y Apuestas del Estado, así como la apertura de expediente sancionador por haber permitido la venta de un décimo de Lotería de Navidad en la administración número 3 de Ávila a una mejor de edad, tal y como se exhibió en un diario de dicha provincia.

FEJAR exige que el presidente de Loterías y Apuestas del Estado dimita o sea cesado por permitir la venta de décimos de Navidad a menores de edad 1

Desde FEJAR sostienen que es un caso nuevo de infracción por parte de Loterías del Estado. FEJAR denuncia el incumplimiento de la legislación de esta institución pública, que recoge de forma expresa la prohibición en toda su práctica de ventas y publicidad de juegos de azar.

Desde la página web de SELAE se puede leer un capítulo expreso acerca de la protección de menores que dice: “La prohibición del juego a menores de 18 años es una prohibición legal, establecida en la ley 13/2011, de 27 de mayo de Regulación de Juego. Para el cumplimiento de dicha ley, SELAE ha establecido medidas tanto en presencial como en la venta por Internet”.

A dichos establecimientos de Loterías se les exigen medidas, como son “disposición en lugar visible de un logo que indica la prohibición de jugar a menores y la prohibición de venta a menores por los agentes de nuestra red comercial”. Por tanto, los juegos de SELAE están destinados expresamente a personas mayores de 18 años, tal y como refleja su normativa con total claridad.

FEJAR busca recodar enérgicamente que no se puede consentir que los operadores públicos de juego tengan “licencia para matar” y salir siempre indemnes, cuando encima aprovechan su condición para realizar prácticas de marketing desproporcionadas y nada igualitarias con el sector privado del juego.

Si el juego de azar tiene consecuencias negativas en un sector de la población, es por el juego de azar, no por los gestores de esos juegos. La prepotencia manifestada por Loterías a lo largo de los años no puede continuar y tiene que empezar a asumirse la responsabilidad.

¿Qué pasaría si la imagen de la niña es a causa de una apuesta deportiva? No se trata de la modalidad de juego, sino del juego de azar en sí: ¡Menores no!

La protección debe ser clara. NO MENORES EN ACTIVIDADES DE JUEGO, CONTROL DE IDENTIFICACIÓN DE ACESSO EN TODAS LAS MODALIDADES DE JUEGO, reparación de daños por parte de todos los operadores…

Por estos hechos aquí vertidos, FEJAR tiene la obligación de recordar al Estado sus obligaciones de hacer cumplir y velar por las normativas oficiales y así ser el primer ejemplo y espejo en el que deben mirarse el resto de operadores que comercian con el Juego en España. El expediente sancionador también es exigible de la misma forma que se hace con los operadores de juego privados.