Dejar la gestión de propiedades en manos de un administrador de fincas es una de las decisiones más importantes a las que se enfrentan los vecinos de forma conjunta. El administrador de fincas será el encargado de gestionar todas las responsabilidades del día a día de una comunidad.

Entre algunas de sus funciones, deberá anticiparse a las necesidades de todos los que forman parte del edificio y poner de acuerdo distintas opiniones y miradas hasta conseguir que se respire una atmósfera agradable. El Administrador de fincas Barcelona, Bourgeois Fincas, ha elaborado desde el departamento que gestiona esta área una lista en la que se presentan 5 factores a tener en cuenta a la hora de elegir un buen administrador de fincas.

Tener en cuenta varios presupuestos

Es el mejor punto de partida a la hora de decidir. Si bien es cierto que las tarifas aparecen publicadas en una tabla del Colegio de Administradores de Fincas, siempre hay casos en los que el administrador intenta lucrarse. El consejo de Bourgeois Fincas es rechazar los presupuestos tanto si son caros como si son excesivamente baratos. Una vez se hayan escogido los más adecuados, el consenso deberá ser general entre todos los vecinos.

Las primeras impresiones

El administrador de fincas debe inspirar confianza y cercanía desde la primera toma de contacto. Si en la primera entrevista no se desprende esa buena conexión, es recomendable retomar la búsqueda de otros candidatos, incluso cuando los demás factores pueden parecer positivos. También es aconsejable pedir valoraciones de otras comunidades o incluso revisar su página web o reseñas en Google para conocer su trayectoria hasta el momento. En el Colegio de Administradores de Fincas podrás descubrir si la persona ha tenido problemas con otras comunidades de vecinos.

Transparencia y comunicación

La transparencia y comunicación deben ser atributos indispensables para cualquier administrador para una mayor confianza entre todos. Además, para una mayor facilidad para la comunidad de vecinos, el administrador debe estar familiarizado con las nuevas tecnologías. Por ejemplo, el hecho de tener una intranet donde publicar las cuentas de la comunidad y estar activo para cualquier solicitud o duda será un punto importante a tener en cuenta, así como se responsabilice de adaptarse a la normativa legal vigente. La honradez no solo se presume, además se debe demostrar.

Auditorías incluidas

Por el bien de la comunidad, un administrador debe promover las auditorías para proponer otras alternativas que reduzcan gastos. Esta tarea debe estar incluida en el servicio que ofrece. Y es que, como se ha comentado anteriormente, la comunicación es de real importancia entre ambos lados. En su labor, más allá de la resolución de gestiones, también se incluye el seguimiento y mantenimiento de todo lo que está relacionado con la finca.

El mejor aliado: el tiempo

Aunque sea una decisión urgente, lo mejor es elegir bien y tener en cuenta todos los factores mencionados anteriormente. Elegir de forma precipitada incrementa los errores a largo plazo Realizar varias entrevistas y sondeos en la comunidad de vecinos propiciará que el resultado final sea el esperado.

Por último, si se decide escoger una agencia como administradora de fincas es importante asegurarse un servicio personalizado. La agencia deberá, a pesar de gestionar distintas comunidades al unísono, adaptarse a las necesidades de cada uno con el objetivo de proteger y aumentar su valor.

Sobre Bourgeois Fincas

En Bourgeois Fincas les avala desde 1950 una trayectoria marcada por la calidad, la transparencia, la innovación y la constancia. Con más de 65 años de experiencia en comercialización residencial, oficinas y naves ofrece nuevas tecnologías, cuenta con un equipo profesional de abogados, administradores, agentes de la propiedad y economistas.