Las exportaciones nacionales en noviembre se estancan, pero en Castilla-La Mancha siguen aumentando. Este dato se desprende del informe de la Secretaría de Estado de Comercio que indica que las exportaciones de empresas castellano-manchegas crecieron en un 7,4% el mejor mes de noviembre de la serie histórica, con un total de 680 millones de euros en ventas. A nivel nacional la cifra de crecimiento este mes fue de 0,3%.

En el acumulado anual, las exportaciones mantienen su ritmo de crecimiento, con un aumento del 4,5%, más de un punto por encima de la media nacional. En lo que va de año, la región registra un aumento del 4,5% superando los 6.700 millones de euros exportados.

Por provincias, durante los primeros once meses del año las exportaciones suben con fuerza en Toledo (10,7%), Albacete y Guadalajara (8%), mientras que descienden en Ciudad Real (2,3%) y Cuenca (6,6%).

Los sectores más importantes en la economía regional como son el sector de alimentación y bebidas, que supone en el acumulado anual el 34,6% del total exportado por la región, crece un 3,1%. Los bienes de equipo han supuesto el 22% del total exportado y crecen un 8,7%. Les siguen las manufacturas de consumo, con un 13,9% de cuota de mercado y un leve descenso del 0,4%.

Las importaciones también crecen en ete período, concretamente un 11% entre enero y noviembre, alcanzando los 8.512 millones de euros, dejando un saldo de comercio negativo de 1.741 millones de euros.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, valoró positivamente el dato que refuerza la línea de trabajo de los empresarios regionales que llevan adelante en sintonía con el Ejecutivo autonómico.