Espectáculo Celestial Nocturno: Pico de la Lluvia de Estrellas Úrsidas Iluminará el Cielo el 22 y 23 de Diciembre de 2023

La máxima actividad de la lluvia de estrellas de las úrsidas de 2023 tendrá lugar la noche del 22 al 23 de diciembre

La noche del 22 al 23 de diciembre se espera que alcance su punto máximo la lluvia de meteoros de las úrsidas, un espectáculo astronómico que ocurre cada año. Sin embargo, las expectativas de observación para este 2023 no son las más óptimas. La presencia de la luna creciente, próxima al plenilunio, se traducirá en cielos iluminados durante gran parte de la noche, lo que dificultará la visibilidad de las estrellas fugaces.

Los entusiastas de la astronomía podrán tener una mejor oportunidad de avistamiento en las horas previas al amanecer, momento en que la Luna se ocultará bajo el horizonte y la oscuridad será mayor. Es entonces cuando se espera que la lluvia de estrellas pueda ser apreciada de una forma más clara, de acuerdo con las proyecciones del Observatorio Astronómico Nacional.

La lluvia de las úrsidas, perceptible en el hemisferio norte entre el 17 y el 26 de diciembre, se caracteriza por una tasa de actividad modesta, que varía entre los 10 y los 50 meteoros por hora, y sus meteoros viajan a una velocidad aproximada de 33 kilómetros por segundo.

A menudo, este espectáculo celeste pasa inadvertido para muchos observadores, ubicado cronológicamente entre las gemínidas y las cuadrántidas, ambas lluvias de meteoros con tasas de actividad más elevadas. Este año, la situación se complica aún más, ya que la máxima actividad de las úrsidas se dará apenas cuatro días antes de la luna llena prevista para el 27 de diciembre.

Los meteoros de las úrsidas son, en realidad, fragmentos del cometa 8P/Tuttle, que fue descubierto en 1858. Anualmente, durante esta temporada, nuestro planeta cruza un anillo de residuos dejados por este cuerpo celeste después de sus viajes cercanos al Sol. Cuando los meteoroides penetran la atmósfera terrestre, se desintegran debido a la fricción, causando el brillante fenómeno que conocemos como meteoros o estrellas fugaces.

El punto de origen aparente de los meteoros, o “radiante”, se encuentra cerca de la estrella Kocab en la constelación de la Ursa Minor. Por este motivo, la lluvia lleva el nombre de “úrsidas”. No obstante, es importante señalar que pueden ser observados en cualquier lugar del cielo, no solo cerca de su radiante. Para aquellos que buscan presenciar este acontecimiento, se recomienda escoger un entorno con cielos oscuros, lejos de interferencias lumínicas y sin obstrucciones visuales significativas. Además, se sugiere evitar el uso de instrumentos ópticos que restringen el campo visual, y buscar una posición cómoda, preferiblemente recostada, para permitir que los ojos se adapten a la oscuridad del entorno.

Suscríbite a las noticias del Diario de Castilla-La Mancha

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Scroll al inicio
×