Gracias al trabajo en red de los profesionales del Servicio de Cirugía Pediátrica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete y del Bloque Quirúrgico del Hospital General de Villarrobledo, se evitará que un centenar de menores de edad de la comarca de Villarrobledo tengan que desplazarse en el año a otros hospitales regionales para someterse a una cirugía.

La mayor parte de las cirugías pediátricas desde hace unos meses se realizan en el Hopital General de Villarrobledo y son relativamente sencillas, generalmente practicadas sobre tejidos superficiales en donde hay escaso riesgo de complicaciones.

Hasta hace poco tiempo, los menos de la comarca que necesitaban someterse a estas intervenciones debián desplazarse hasta otros hospitales cercanos, y en la mayoría de los casos pasar la noche junto a sus acompañantes lejos de casa.

En este sentido, protocolizar la Cirugía Pediátrica en el Hospital General de Villarrobledo ayuda, según ha indicado la jefa del Servicio de Pediatría, Francisca Castillo, a “reducir la tasa de derivación y los tiempos de espera”, a la vez que “aumenta la calidad de la atención sanitaria y la capacidad resolutiva de los profesionales” de este centro hospitalario. En definitiva, proporciona al usuario un servicio más rápido y accesible, a la vez que mejora la eficiencia de la prestación sanitaria.

La actuación es poible gracias a la red de colaboración entre profesionales de las Gerencias de Albacete y Villarrobledo. De esta forma, dos facultativos de la Sección de Cirugía Pediátrica del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, se desplazan de manera periódica hasta el Hospital General de Villarrobledo para atender las demandas de cirugía pediátrica del centro hospitalario.

Entre las garantías que aporta la apertura de la Cirugía Pediátrica en el Hospital de Villarrobledo está la supervisión continua de los pacientes por personal especializado, el aumento de las condiciones de seguridad, la calidad y prestación del servicio al paciente, así como mejoras para los propios profesionales en el desarrollo de sus funciones. De esta forma, se apuesta por la atención individualizada en la que se intensifica la relación de los profesionales sanitarios con el paciente.

Las intervenciones más comunes dentro de cirugía pediátrica incluyen: quistes de cola de ceja, frenillos labiales o linguales, exéresis de adenopatías (extracción de un ganglio cervical), úlceras, lipomas, verrugas, fimosis y reconstrucción de heridas. Este tipo de cirugías suelen ser rápidas y presentan una buena evolución, incluso en aquellas actuaciones con procedimientos que requieren de anestesia general.

Ambiente distendido y cómodo

El objetivo de esta iniciativa conjunta es paliar el nerviosismo y la inquietud que se genera en momentos previos a una intervención quirúrgica. El Hospital General de Villarrobledo dispuso para estos pacientes menores de edad y sus familiares una sala acogedora, acondicionada con equipo de televisión y provista de juegos y lecturas.

Así, se logra crear un ambiente más distendido y cómodo, acorde a las bases marcadas en el Plan Dignifica de mejora de la humanización, accesibilidad e intimidad que reciben los pacientes.