El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha ha iniciado la sustitución de su flota de vehículos con la adquisición de ocho coches eléctricos, ecoeficientes y cero emisiones.

Estos turismos, a cuya recepción ha asistido hoy la directora gerente del SESCAM, Regina Leal, permitirán a los profesionales desplazarse entre los distintos centros dependientes a su red asistencial, así como transportar pequeñas mercancías de forma sostenible.

De forma paralela, se ha iniciado un plan de dotación de estaciones de recarga de vehículos eléctricos en los edificios del SESCAM. Inicialmente se están instalando estas estaciones en los ocho centros a los que quedarán asignados los primeros vehículos.

Los centros son los siguientes: Hospital Universitario de Guadalajara, Centro de Salud de Molina de Aragón, Hospital General Universitario de Albacete, Hospital Perpetuo Socorro de Albacete, Unidad Residencial y Rehabilitadora de Ciudad Real, Hospital La Mancha Centro de Alcázar de San Juan, Hospital General de Villarrobledo y Gerencia de Atención Primaria de Toledo.

Para la adquisición de estos vehículos ha sido necesaria una inversión de 192.000 euros de los que, gracias al Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible (MOVES III) –enmarcado en los fondos Next Generation–, se podrán recuperar hasta un 30 por ciento. La inversión para la dotación de las estaciones de recarga asciende a 56.000 euros, siendo en este caso el 70 por ciento de su coste subvencionable por el programa MOVES III.

El fomento de la movilidad eléctrica es una de las medidas específicas incluidas en las actuaciones enfocadas a la reducción de emisiones que se contemplan en el Plan Estratégico de Ahorro y Eficiencia Energética del SESCAM 2021-2026, además es una de las medidas recogidas en la Estrategia de Cambio Climático de Castilla-La Mancha (2020-2030), que se aprobó en enero de 2019 en el Consejo de Gobierno.