El servicio de PET-TAC móvil en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, ha evitado ya 574 desplazamientos a Ciudad Real a los pacientes conquenses que debían someterse a esta prueba diagnóstica de Medicina Nuclear.

Desde el mes de abril de 2019 la Unidad Móvil de PET-TAC ha incrementado la frecuencia en la realización de estas exploraciones, pasando de dos días al mes a los tres días mensuales que ofrece este servicio en el área de Salud de Cuenca.

Habitualmente se realizan entre 15 y 18 pruebas cada jornada, habiéndose incrementado notablemente la demanda de este tipo de exploraciones, ya que solo en un año, entre abril del 19 y abril de 2020, se han registrado 432 pruebas, y teniendo en cuenta además que este servicio de diagnóstico no se ha visto interrumpido durante la crisis sanitaria por la infección por coronavirus.

El objetivo de esta Unidad Móvil de PET-TAC, que se instala a las puertas del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, es lograr la equidad en el acceso a las prestaciones sanitarias de todos los ciudadanos y mejorar la accesibilidad, evitando que los pacientes del área de Salud de Cuenca tengan que viajar al Hospital General de Ciudad Real para realizarse este tipo de pruebas.

La Tomografía por Emisión de Positrones (Positron Emission Tomography) es una exploración no invasiva de diagnóstico por imagen que es capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano dentro del campo de la Medicina Nuclear y en su combinación con la TAC (Tomografía Axial Computerizada), proporcionan imágenes que señalan la ubicación anatómica de la actividad metabólica anormal dentro del cuerpo, proporcionando diagnósticos más precisos que las dos exploraciones realizadas por separado.

La realización de la prueba PET-TAC es muy relevante sobre todo en la detección, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades oncológicas.

Gracias al trabajo en red y a la conexión de este servicio al programa “NumisCAM”, un sistema de información desarrollado por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), estos estudios están disponibles para los profesionales implicados en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes y se mejora la disponibilidad digital de los informes e imágenes validados, a la vez que se genera una gran rapidez y capacidad de respuesta en procesos fundamentales como la detección del cáncer.