El Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Ciudad Real ya se encuentra desinfectando las calles y los lugares con mayor afluencia de personas, para tratar de frenar la expansión del COVID-19. Así una decena de operarios, ayudantes y el oficial coordinador se encuentran realizando baldeos mecánicos de zonas peatonales, y también baldeos manuales con agua a presión y desinfectante en las entradas a centro sanitarios, centros comerciales, tiendas de alimentación, y otros centros que pueden tener una cierta asistencia de público.

El Servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Ciudad Real ya se encuentra desinfectando las calles y los lugares con mayor afluencia de personas, para tratar de frenar la expansión del COVID-19. Así una decena de operarios, ayudantes y el oficial coordinador se encuentran realizando baldeos mecánicos de zonas peatonales, y también baldeos manuales con agua a presión y desinfectante en las entradas a centro sanitarios, centros comerciales, tiendas de alimentación, y otros centros que pueden tener una cierta asistencia de público.

Según Saturnino Almodóvar, del Servicio de Limpieza, es una tarea “fundamental, ya que hay gente que sale a comprar, que va a trabajar y hay que ir delimitando los sitios, porque la ciudad muy grande, e intentamos que sean los sitios de mayor afluencia”. Para ello este servicio ha establecido dos turnos de trabajo, por la mañana y por la tarde, para cubrir las urgencias que pueden surgir.

La baldeadora mecánica cuenta con una capacidad de 2.000 litros de agua, a la que se le añade la dosis suficiente de lejía para actuar como desinfectante, y los equipos manuales también llevan en una mochila agua a presión caliente, desengrasante para limpiar, y también lejía para desinfectar.

 
COVID-19

COVID-19