El portavoz de la corriente crítica del PP de Castilla-La Mancha, Antonio Martínez Iniesta, ha expuesto que la gestión del Gobierno autonómico de la crisis sanitaria debe ser investigada por los tribunales de justicia para que determinen si la elevada prevalencia del coronavirus en la región está relacionada con errores políticos del ejecutivo presidido por Emiliano García-Page.

“No es lógico que el número de fallecidos de Ciudad Real, Cuenca y Albacete sitúe porcentualmente a estas provincias en el escalafón de las más afectadas de España. No es lógico que en territorios de otras comunidades con mayor número de habitantes el coronavirus haya una menor mortandad en términos absolutos. Esto solamente se explica por la ineficacia de García-Page para atajar la pandemia”, ha expuesto Martínez Iniesta.

La crítica del personal sanitario al presidente de Castilla-La Mancha demuestra, en opinión del dirigente popular, que la inoperancia del ejecutivo ha desembocado en errores técnicos con resultados dramáticos. Al respecto, Martínez Iniesta ha aclarado que los hospitales desbordados y la falta de material de seguridad han sido la consecuencia lógica de la falta de previsión de García-Page, quien, en su opinión, debe ser investigado judicialmente para fijar, si la hubiere, su responsabilidad en los hechos.

Antonio Martínez Iniesta también critica la, en su opinión, ineficacia del presidente de Castilla-La Mancha para combatir la crisis económica agravada por el Covid-19. Lo demuestran, ha precisado, los datos del paro de abril. El número de desempleados en la comunidad autónoma se aproxima a los 200.000 tras los 11.000 nuevos registrados el mes pasado, una cifra que, a su juicio, evidencia la gravedad de la situación.

Frente a la magnitud de la crisis contrapone el Gobierno presidido por García-Page un plan de medidas extraordinarias de 231,6 millones de euros que tiene como objetivo, según ha expuesto, beneficiar a más de 120.000 pequeñas y medianas empresas, autónomos y trabajadores de Castilla-La Mancha. Para el dirigente popular la cifra es ridícula: “Si dividimos la dotación por el número de beneficiarios el resultado es 1.925 euros para cada uno”.

Antonio Martínez Iniesta