El Proyecto europeo sobre conciliación laboral culmina con la publicación del Informe de Investigación

El Proyecto europeo sobre conciliación laboral culmina con la publicación del Informe de Investigación 2

El Proyecto de Investigación, liderado por CSIT UNIÓN PROFESIONAL y financiado con fondos de la Unión Europea, “Role of collective bargaining in shaping work-life balance in public service sector: challenges and perspectives”, que analiza el estado del equilibrio entre la vida laboral y familiar (WLB), publica su Informe comparativo de Investigación.

Además de CSIT UNIÓN PROFESIONAL, por parte de España, en su elaboración y redacción final han participado expertos e investigadores de las Universidades: Nova Lisboa (Portugal), Universidad de Varsovia, Tesalia (Grecia) y Belgrado (Serbia).

Tras analizar las implicaciones que puede tener la Directiva 2019/1158, relativa a la avenencia/equilibrio de la vida de los progenitores y los cuidadores, que deberá ser trasladada por los diferentes Estados miembros de la UE, antes del 2 de agosto de este año, CSIT UNIÓN PROFESIONAL informa que este Proyecto europeo sobre conciliación concluye que la negociación colectiva es el instrumento idóneo para avanzar en la igualdad.

Esta investigación ha demostrado que la negociación colectiva es un instrumento apropiado para conducir el diálogo en WLB en el sector de los servicios públicos, en todos los países, y avanzar en la igualdad entre mujeres y hombres, facilitando su posición en el mercado laboral, independientemente de las diferentes situaciones socioeconómicas o relaciones laborales.

A continuación, un resumen de las conclusiones y recomendaciones extraídas del Proyecto:

Sobre el concepto WLB:

  • Carácter multidimensional, siendo influenciado por las crecientes demandas sociales, la competencia, la globalización o los cambios en las relaciones laborales.
  • Herramienta básica para la gestión de los recursos humanos al armonizar intereses de las personas trabajadores y sus empleadores.
  • Ayuda a fortalecer el potencial de los trabajadores y crea un ambiente de trabajo “amigable”, al facilitar el desempeño de las funciones privadas. De este modo, se reduce el malestar psicológico (estrés, depresión…) y aumenta la satisfacción por la posibilidad de conciliar ambas esferas de la vida.
  • Es rentable para los empleadores y para los empleados, aumentando la responsabilidad, la productividad y la motivación de éstos.

Otras características:

  • Se necesitan buenas prácticas, sistemas de motivación basados en valoraciones fiables y transparentes de los empleados, mejores estrategias de gestión y políticas de igualdad que rechacen estereotipos y que influyan en la productividad e innovación.
  • Un desafío en esta materia es el teletrabajo, que ha permitido el funcionamiento de muchas instituciones durante la pandemia. Es necesario regular su implantación, teniendo en cuenta tanto sus ventajas, como las barreras que impiden su desarrollo, estableciendo los derechos y obligaciones mutuos de las partes.
  • El gran reto de este año es la implementación, antes del 2 de agosto, de la Directiva 2019/1158 sobre el WLB, cuyas soluciones deben acercar la igualdad y la no discriminación entre mujeres y hombres, incentivando la participación de las mujeres en el mercado laboral y fomentar la adopción de acuerdos laborales flexibles.

Es necesario fortalecer el papel de los sindicatos en la negociación colectiva para que ésta sea más efectiva y el diálogo no se reduzca al intercambio de informaciones y consultas o al simple hecho de analizar las actuales barreras (limitaciones presupuestarias y de actuación) que existen en la negociación del Sector Público.

Ir arriba