La concejala de Servicios Sociales, Ana Belén Abellán, ha informado hoy del protocolo de seguridad que se pondrá en marcha este curso a causa de la crisis del coronavirus y que incluirá en las tres escuelas infantiles municipales la adopción de medidas para trabajadores, alumnado y familia, siendo la más relevante la creación de “grupos burbuja o de convivencia” para garantizar la seguridad de los niños y trabajadores lo que supondrá que el horario se reduzca de 7:30 a 15:30 horas.

Según ha detallado la edil, los niños y niñas se incorporarán a las escuelas el próximo 7 de septiembre y a lo largo de esta semana los padres y madres conocerán de primera mano, a través de reuniones informativas, este protocolo que también podrá consultarse en la web de las escuelas infantiles.

El protocolo establece una serie de medidas de tipo organizativo, higiénicas y técnicas que eviten en la medida de lo posible todos aquellos factores que puedan suponer un factor de riesgo. Además, el protocolo ha sido diseñado a través de las recomendaciones sanitarias y teniendo en cuenta las características de las escuelas infantiles, el servicio que presta y el perfil y edad del alumnado.

Entre las medidas adoptadas para los trabajadores, éstos recibirán formación específica sobre las medidas preventivas para minimizar riesgos; se les realizará PCR; toma de temperatura a diario; distanciamiento interpersonal y EPIs, además de personal de apoyo.

Con respecto a las familias y el alumnado, también habrá toma de temperatura diaria al llegar al centro y no se admitirá a ningún alumno que presente fiebre, tos persistente, diarreas o vómitos; habrá medidas de distanciamiento a la entrada y salida del centro para evitar aglomeraciones; las visitas no estarán autorizadas (salvo casos excepcionales o justificados); la atención a las familias será preferentemente vía telefónica o telemática y, si no es posible, se hará con cita previa y habrá distanciamiento físico entre grupos estables de convivencia.

Este protocolo de seguridad, que es dinámico y podrá ir adaptándose conforme a las circunstancias, vendrá acompañado de un refuerzo en la limpieza y se abrirá un canal de comunicación con el centro de salud de la zona correspondiente a cada una de las escuelas. En definitiva, según ha mantenido la edil, “este servicio público se dará con las máximas garantías de seguridad conforme a las directrices de la autoridad sanitaria y también gracias a la profesionalidad de los trabajadores y a la responsabilidad de las familias”.

De otro lado y a preguntas de los periodistas, la edil ha mantenido que, a día de hoy, hay un total de 131 matriculados en la Gloria Fuertes, por lo que el cupo está complet; otros 107 matriculados en la Ana María Matute de un total de 111 plazas y 45 matriculados en el Casco de un total de 76.