Castilla-La Mancha y la Escuela de Organización Industrial del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo han comenzado a impartir en la región el curso de formación #SoyDigital, que emana del convenio firmado entre la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y el organismo ministerial, y que tiene como objetivo dotar a las pymes de Castilla-La Mancha de las claves necesarias para que afronten con garantías el necesario reto de la transformación digital. Los módulos formativos del curso se han reducido para eliminar la parte presencial y adaptar su desarrollo de forma íntegra a la teleformación, reduciendo la duración de las sesiones pero incrementando el número de estas, y su impartición persigue sumar una herramienta más a disposición de las empresas para afrontar la recuperación económica tras la crisis del Covid-19.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha conversado de manera telemática con los alumnos que forman parte de uno de esos cursos, en los que se ha eliminado el criterio territorial para la selección de alumnos toda vez que se ha implementado por completo la teleformación. La consejera ha departido con los 22 alumnos que toman parte en el curso que ya se ha iniciado en Ciudad Real, en el que participan representantes de 16 empresas y 6 trabajadores autónomos, a los que ha subrayado la importancia de contar con todas las herramientas posibles para implementar en sus negocios las ventajas de las nuevas tecnologías. “La transformación digital ya era una necesidad antes de que nos enfrentáramos a las circunstancias excepcionales en las que nos encontramos ahora, como consecuencia del Covid-19, y será una herramienta más para mejorar la competitividad de nuestras pymes en la recuperación”, ha explicado Patricia Franco, que ha destacado el “esfuerzo de nuestras pymes y autónomos por sobreponerse a la coyuntura actual, a través de la formación para la transformación digital y la adquisición de nuevas competencias que garanticen su permanencia en el entorno global”.

El programa formativo #SoyDigital se imparte de manera pionera en Castilla-La Mancha, y persigue la formación de directivos, predirectivos y personal técnico de las pymes regionales para que puedan afrontar con las máximas garantías el necesario reto de la transformación digital. El programa se divide en módulos destinados a orientar la formación de los directivos y predirectivos de las pequeñas y medianas empresas castellano-manchegas hacia la digitalización, con temáticas como la introducción a la transformación digital, la transformación digital del modelo de negocio, la presencia ‘online’ y el marketing digital o la elaboración de planes de comunicación digital y videomarketing. Todos esos módulos formativos se han adaptado para cumplir con las medidas de distanciamiento social que suponen la declaración del Estado de Alarma en todo el país, para poder seguir adelante con una formación que ha completado la inscripción para cuatro de los seis cursos formativos previstos a pesar de las circunstancias.

“La recuperación económica va a requerir el compromiso de todos y nos va a exigir todo el esfuerzo posible, así que es importante contar con todas las herramientas a nuestro alcance para que nuestras empresas estén preparadas para afrontar un periodo difícil”, ha referido la consejera de Economía, Empresas y Empleo, que ha subrayado el doble objetivo que persigue el programa #SoyDigital en su conjunto, y que se plasma como uno de los ejes fundamentales de la política de acompañamiento empresarial de la región, el Plan Adelante. Por un lado, facilita el conocimiento necesario a los empresarios, directivos y personal técnico de las pymes para que puedan tomar decisiones adecuadas en el ámbito digital; y por otro, ayuda al crecimiento de las Pymes a través de la multiplicación de las oportunidades comerciales que ofrece la digitalización.

“Hay muchas formas de ayudar a nuestras empresas a afrontar la recuperación y desde el Gobierno de Castilla-La Mancha tenemos el convencimiento de que todas ellas son válidas, por eso no podemos descuidar programas como éste”, ha recordado Patricia Franco, que ha remarcado el esfuerzo realizado “para que la paralización de la actividad afecte en la menor medida posible a las iniciativas que se desarrollan para mejorar la competitividad de las empresas o la empleabilidad de las personas en Castilla-La Mancha”.