El presidente regional avanza la inversión de nueve millones de euros para favorecer la inclusión social “con tacto, sensibilidad y equidad”

El presidente regional avanza la inversión de nueve millones de euros para favorecer la inclusión social “con tacto, sensibilidad y equidad” 2

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado, esta mañana, la inversión de nueve millones de euros para la puesta en marcha de un proyecto pionero que se implementará en la Comunidad Autónoma en colaboración con el Gobierno de España, a fin de favorecer la inclusión social y que permitirá “garantizar al usuario una necesidad específica, un contrato especializado”, ha recalcado.

Así lo ha explicado Emiliano García-Page, en Toledo, junto al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, durante el acto de presentación de esta iniciativa enmarcada en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Al respecto, el presidente autonómico ha aseverado que va a prestar una ayuda “con tacto, con sensibilidad, con equidad”.

En concreto, el presidente autonómico ha detallado que este proyecto “trata de fijar un itinerario de acompañamiento de todas las personas beneficiarias de la renta básica hacia la vida laboral”, con el objetivo de “que la renta básica no sea una estación término, sino que sea un intermedio hasta poder conseguir un empleo digno”, ha concluido.

Asimismo, el proyecto ‘Construir para volver a ser’ contempla la contratación de 57 especialistas y posibilitará la atención, en un primer momento, “de mil beneficiarios” ha avanzado García-Page, quien ha considerado que “en una sociedad compleja, poliédrica y muy cambiante, es muy importante ir adaptando la normativa para que se gaste de la mejor manera posible y sea lo más rentable posible la ayuda al más necesitado”.

La reforma laboral, “cargada de sentido común”

De otro lado, Emiliano García-Page ha reclamado la aprobación de la reforma de la legislación laboral en el Congreso de los Diputados porque, de lo contrario, “daríamos como país un ejemplo bastante triste”, ha señalado.

Paralelamente, el jefe del Gobierno regional ha mostrado su convencimiento de que esta reforma “va a salir adelante porque está muy cargada de sentido común”, aunque ha advertido que “no es lo deseable” que “la clase parlamentaria” se oponga a “acuerdos muy difíciles” forjados entre Gobierno y agentes sociales.

En este contexto, García-Page ha subrayado la “certidumbre” que plantea la negociación y el acuerdo de la reforma laboral, “sobre todo porque está pactada”, ha indicado. Al respecto, el presidente regional ha señalado la conveniencia de su aprobación “para poder salir corriendo en este proceso de recuperación, en la creación de empleo”.

Asimismo, el presidente castellanomanchego ha considerado que las fuerzas políticas que rechazan el nuevo texto se encuentran “sin argumentos” y “tienen muy complicado explicar lo inexplicable”, toda vez que la reforma cuenta con el consenso de todas las partes implicadas.

En defensa del ‘Pacto de Toledo’

En otro orden de asuntos, y ante el ministro Escrivá, el presidente castellanomanchego ha defendido el sistema de pensiones y el llamado ´Pacto de Toledo´, al que ha calificado como “una de las columnas vertebrales del sistema económico y constitucional de España” y que “toca algo tan sensible como la esperanza de trabajar toda una vida para luego poder descansar con dignidad”.

De este modo, Emiliano García-Page ha incidido en que si España tiene “un alto coste de pensiones no es consecuencia de ningún fracaso ni de ningún desastre”, sino “la consecuencia de un éxito colectivo que es haber producido en los últimos 40 años de Constitución, el mayor avance de nuestra esperanza de vida de toda nuestra historia como país”, ha considerado.

Durante la presentación de este proyecto en el Palacio de Fuensalida, el presidente regional ha estado acompañado también por la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, entre otras autoridades regionales y estatales.  

Ir arriba