El Pleno del Ayuntamiento de Toledo ha dado el visto bueno este lunes al acuerdo entre el Gobierno de España y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) que permitirá a los ayuntamientos, entre otras cosas, hacer uso de los remanentes actualmente inmovilizados, y a través del cual, la ciudad podrá invertir 10 millones de euros en infraestructuras y servicios para los toledanos en los próximos dos años.

Un acuerdo que se ha aprobado por mayoría con los votos a favor del Grupo Municipal Socialista, del Grupo Municipal Izquierda Unida-Podemos y del concejal no adscrito, y que ha sido rechazado por los concejales del Grupo Municipal Popular, del Grupo Municipal Ciudadanos y del Grupo Municipal Vox.

La alcaldesa Milagros Tolón, impulsora de la convocatoria de este pleno extraordinario, ha explicado que se trata de un acuerdo beneficioso para Toledo, que defiende los intereses de la ciudad y que su Gobierno “prefiere que el dinero ahorrado con el sacrificio de los toledanos se invierta en Toledo y no esté dando rédito a los bancos”.

También ha señalado que esta propuesta es “la única forma jurídica que pueden tener los ayuntamientos para hacer uso de los remanentes de tesorería” y que servirá para intensificar la limpieza de los colegios, reforzar los servicios sociales, hacer obras en todos los barrios de la ciudad y apoyar al sector turístico que “está sufriendo una de las peores crisis de las últimas décadas”.

El apoyo del Pleno al pacto entre el Gobierno de España y la FEMP permitirá que los vecinos y vecinas de Toledo se beneficien de los recursos previstos en el acuerdo y de los remanentes de tesorería que se han generado a través del ahorro de los últimos años con medidas que van a permitir inversiones en la ciudad conforme a la Agenda Urbana Española y Movilidad Sostenible con nuevas infraestructuras.

Asimismo, reforzará los servicios sociales, los cuidados a mayores, el cuidado infantil, la lucha por la igualdad, la educación y los jóvenes; posibilitará la programación y promoción de la cultura, el patrimonio y el deporte en la capital regional e intensificará las políticas de defensa de los servicios públicos municipales.

Con este montante económico, se iniciará un paquete de actuaciones tendentes a compartir un modelo productivo de la ciudad basado en el turismo, que hay que mantener, y en la industrialización, aprovechando las oportunidades que ofrece Toledo y, en especial, el Polígono Industrial. El acuerdo entre el Gobierno de España y la FEMP actualmente se encuentra en tramitación en el Congreso de los Diputados.