CCOO de Industria valora positivamente el Plan de impulso de la cadena de valor de la industria de automoción que presentó ayer el Gobierno y que estará dotado con un presupuesto total de 3.750 millones de euros, 1.535 millones a movilizar a partir de ya; y 2.215, entre los años 2021 y siguientes.

En opinión del sindicato, el plan permitirá “reactivar a corto plazo la fabricación de vehículos tras el parón que provocó la crisis del COVID. A medio plazo, ofrece las herramientas que necesita el sector; y, a largo, lo transformará según los nuevos requerimientos de movilidad sostenible.”

Según el propio plan de choque, la fabricación de vehículos emplea en España a 650.000 personas de forma directa y casi otros dos millones de puestos de trabajo están ligados a ella.

En CLM, el conjunto del sector ocupa a cerca de 14.000 personas, de las que unas 3.500 trabajan las 74 empresas dedicadas a la fabricación de componentes, piezas y accesorios para la automoción, incluyendo pilas y baterías y otras 6.500, en los cientos de talleres de mantenimiento y reparación de vehículos repartidos por toda la región.

Entre las primeras, destaca Mahle-Nagares, ubicada en Motilla Del Palancar (Cuenca), la única empresa del sector de la región que de los 500 empleados (504 el pasado mes de enero).

De entre 100 y 499 trabajadores había en ese mes otras siete empresas: Teknia Azuqueca, con 293; Gestamp, de Seseña Nuevo (Toledo), con 280; Suzuki Manufacturing Spain, en Manzanares (Ciudad Real), con 203; Auto Juntas S.A. de Albacete, con 199; L.C.N. Mecánica Guadalajara, con 161; y dos empresas del Grupo Tecnove, de Herencia (Ciudad Real): Tecnove Security, con 116 empleados; y Tecnove, S.L., 112.

Este grupo también ocupaba a enero de este año a otras 99 personas en Tecnove Fiberglass, y a 50 más en Unidades Móviles Tv Tecnove, ambas también en Herencia, donde también se ubica Divisegur, con 89 trabajadores. Finalmente, LCN Automotive Equipment contaba en esa fecha en Guadalajara con una plantilla de 72 personas. El resto de las empresas del sector empleaban a menos de 50 trabajadores.

En el área comercial, las redes de concesionarios de las distintas marcas mantenían a primeros de año en CLM en torno 2.500 puestos de trabajo; y 1.500 personas más se dedicaban en la región al comercio de repuestos y accesorios.

“Confiamos en que el Plan permita a todas las empresas de CLM ligadas a la automoción superar las tremendas dificultades que ha provocado la pandemia del coronavirus y que, a su vez, las empresas garanticen el mantenimiento del empleo, al tiempo que propician la formación de su personal gestión, digitalización e innovación”, indica Ángel León, secretario general de CCOO-Industria CLM.

El Plan también debe “movilizar inversiones para acelerar el desarrollo del sector hacia la movilidad sostenible”, a la vez que dispondrá “ayudas a la ciudadanía para adquirir vehículos poco o nada contaminantes y descarbonizar así nuestro parque móvil.”

El plan presentado ayer se sustenta sobre cinco pilares, articulados en 21 medidas económicas, fiscales, normativas, logísticas, sobre competitividad, formación y cualificación profesional, compra pública sostenible y planificación estratégica.

Se destinarán 2.690 millones de euros para inversiones en cadena de valor de la industria entre 2020 y 2022; 415 millones a investigación, desarrollo e innovación, impulso a la digitalización, conectividad y soluciones innovadoras en la movilidad sostenible y su industria asociada; 300 millones a renovación del parque público, infraestructuras de recarga, adaptación de las ciudades a las nuevas necesidades de movilidad y electrificación del transporte; 250 millones de euros a renovación del parque hacia uno más sostenible y eficiente y 95 millones para cualificación y formación profesional.