Toledo, 7 de enero de 2018.- La Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha ha mantenido una reunión donde se ha fijado el Plan de Hemodonación para 2018, con el objetivo de garantizar el autoabastecimiento de componentes sanguíneos para todos los Hospitales de la región.
 
El objetivo fijado para el año 2018 será de 77.385 donaciones de sangre, 2.130 plasmaféresis y  795 plaquetoaféresis.
 
En el diseño de este plan de Hemodonación para el 2018, se ha valorado minuciosamente toda la actividad asistencial y quirúrgica prevista para este ejercicio 2018, así como el análisis de todos los componentes sanguíneos distribuidos a todos los hospitales en 2017, para garantizar los stocks de componentes sanguíneos y que todas las intervenciones quirúrgicas se realicen con las máximas garantías de calidad para todos los pacientes, asegurando que todo lo que se necesite, esté a su disposición.
 
Como novedad, en este Plan se hace una apuesta firme por la donación de plasma por sistemas de aféresis para obtener plasma en mayor cantidad y de mayor rendimiento y calidad, para la obtención de medicamentos derivados del plasma para los pacientes de Castilla-La Mancha, aumentando en un 22 por ciento más estos procedimientos.
 
El plasma que no se utiliza para transfundir a los pacientes se envía a la industria fraccionadora que obtiene medicamentos para los hospitales como son la albúmina, antitrombina, alfa 1 antitripsina, factor VIII y factor IX para los pacientes hemofílicos, y gammaglobulinas para el tratamiento de numerosas enfermedades autoinmunes y hematológicas.
 
También el uso del plasma es muy importante para algunas enfermedades severas y graves en enfermos renales y hematológicos donde su único tratamiento es la sustitución del plasma del paciente por plasma sano de donantes. Para realizar correctamente esos tratamientos se necesita mucha cantidad de plasma.
 
La doctora Elena Madrigal ha explicado que en este año 2017 se han puesto en marcha los procedimientos de plasmaféresis por primera vez en el Hospital de Puertollano, en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan, y en noviembre se ha sumado el Hospital de Valdepeñas con una gran aceptación por los donantes. Destacar que estos procedimientos se realizan de forma habitual también en los puntos fijos de extracción de los Hospitales de Albacete, Cuenca, Toledo y Talavera.
 
También en las colectas extrahospitalarias de las distintas localidades de Castilla-La Mancha se desplazan maquinas específicas de aféresis para realizar estas donaciones de plasma destacando más de 500 plasmaféresis que se obtienen en la provincia de Albacete por los profesionales del Centro de Transfusión de Albacete y el magnífico proyecto de Plasmaféresis Rural que desarrolla el Centro de Transfusión de Toledo, que fue pionero a nivel nacional, consiguiendo más de 1.400 plasmaféresis en este año 2017.
 
Seguridad en la transfusión
 
En esta reunión la seguridad transfusional de los pacientes también ha estado presente, con la aprobación de documentos y recomendaciones para la transfusión, así como la mejora en la atención al donante de sangre, potenciando la actividad de donación, la obtención de productos sanguíneos de calidad y el desarrollo de los requisitos técnicos-sanitarios establecidos por el Ministerio de Sanidad y el Consejo de Europa que han sido analizados y desarrollados por este grupo de expertos.
 
El Plan de Hemodonación 2018 quiere dar visibilidad la labor altruista y solidaria de los donantes de la región y su merecido reconocimiento, ya que son “los verdaderos héroes del sistema sanitario” y además uno de sus objetivos claves será impulsar la donación en los distintos Puntos Fijos de Donación de sangre ubicados en los distintos Hospitales de Albacete, Alcázar de San Juan, Cuenca, Ciudad Real, Guadalajara, Puertollano, Talavera, Toledo y Valdepeñas, los cuales disponen de instalaciones específicas para la donación y de profesionales sanitarios especializados y cualificados para la atención a los donantes de sangre.
 
Las nueve Hermandades de Donantes de Sangre de la Comunidad, con sus múltiples juntas locales, acompañarán a los donantes y colaborarán en la promoción y en la sensibilización de la sociedad para la consecución de este ambicioso Plan de Hemodonación 2018, que garantizará la salud de los más de dos millones de castellano-manchegos.
 
Además se realizaran las distintas colectas extrahospitalarias, donde se desplazan habitualmente los equipos sanitarios compuestos por médicos de donación, enfermeras, auxiliares, técnicos y celadores de los Centros de Transfusión y de los Hospitales acompañados por las Hermandades de Donantes de Sangre de la región.
 
Donaciones de sangre y componentes sanguíneos
 
La doctora Madrigal ha recordado que de una donación de sangre se obtienen tres productos sanguíneos: concentrado de hematíes (el componente sanguíneo por excelencia y fundamental), plasma y plaquetas.
 
Asimismo ha destacado que es importante conocer que la sangre tiene fecha de caducidad, es por ello que las donaciones deben ser realizadas con regularidad y que son necesarios todos los grupos sanguíneos. Por ello, los hombres pueden donar cuatro veces al año y las mujeres tres veces, con buena salud y edades desde los 18 años hasta los 65 años.
 
La donación exclusiva de plasma o plasmaféresis es la donación que se realiza por aféresis, es decir, con una maquina especial que centrifuga la sangre y devuelve las células sanguíneas (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas) al donante, y obtiene solo el plasma en mayor cantidad y calidad. Es una donación más inocua para el donante, por lo que se puede donar cada 15 días con un máximo de 24 veces al año.
 
La donación exclusiva de plaquetas o plaquetoaféresis es la donación que se realiza también con una maquina especial que solo obtendrá plaquetas, y el resto de los componentes sanguíneos se devuelven al donante con un solo pinchazo.