Las obras que se han llevado a cabo para mejorar el pavimento del vial que rodea al Casco Histórico por el lado de la Cornisa han supuesto, aparte de la renovación del firme, la incorporación de medidas para mejorar la seguridad vial para los peatones en una zona muy frecuentada por toledanos y visitantes para disfrutar del paseo y donde también se ubica el colegio “San Lucas y María”.

En concreto, las medidas adoptadas han consistido en el pintado de nuevos pasos de peatones en las calles que parten de esta circunvalación interna, como el situado junto a la calle del Calvario (en la rotonda de las Cortes) o el ubicado en la calle de la Candelaria (Corralillo de San Miguel).

Además, se han mejorado los pasos de peatones ya existentes optando, como en otras zonas de actuación del Plan de Asfaltado, por un modelo con resaltos previos, de tal forma que los vehículos llegan frenados al paso de cebra, que ya no presenta elevación y se queda al mismo nivel que la vía. Una vez concluida la señalización horizontal, se completará con la reordenación de la señalética vertical.

El Plan de Asfaltado, dotado con un presupuesto total para toda la ciudad de 2,1 millones de euros, supone en el Casco Histórico una inversión de 104.432,43 euros que se han destinado a la Bajada del Calvario, la Carrera de San Sebastián, el Paseo de Cabestreros y la Cuesta de Doce Cantos.

Más imágenes:

Docecantos02_dps