El mundo rural muestra su esperanza ante una "pequeña corriente" de cambio en el flujo migratorio hacia las ciudades

Muere un vecino de Albacete tras sufrir una cogida en los 'bous al carrer' de Picassent (Valencia)

La sede central de Eurocaja Rural ha acogido este viernes la inauguración de la II edición de ‘Empuéblate’, un evento puesto en marcha por la cooperativa de crédito junto a Next Educación que ha arrancado poniendo de manifiesto la esperanza de estar presenciando una «pequeña corriente» de reversión del flujo migratorio de las zonas rurales a las ciudades.

Así lo ha puesto de manifiesto el director general de Eurocaja Rural, Víctor Manuel Martín, que ha participado en la inauguración de este evento junto al presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, y la alcaldesa de la capital regional, Milagros Tolón, que ha estado moderado por el periodista Manuel Campo Vidal.

Martín ha señalado que la «herida» de esta migración de zonas rurales a urbanas «sigue abierta», pero ha apuntado que el efecto conjunto de la pandemia, las medidas puestas ya en marcha para combatir la despoblación y la situación económica están sirviendo para comenzar a contrarrestar esta salida de población a las ciudades.

Martín ha considerado que existe el «deber moral histórico» de intentar arreglar la despoblación y ha alertado de que «está en juego el patrimonio, la cultura, el equilibrio, la salud y la economía de nuestro país».

El director general de Eurocaja Rural ha destacado que «por fin» se ha conseguido que este «grave problema» de la despoblación se tenga en cuenta por todas las instituciones públicas nacionales e internacionales y está comenzando a condicionar los cambios normativos y el reparto de ayudas, poniendo en valor que la cooperativa de crédito es «uno de esos Quijotes que ha dado prioridad a su compromiso con el territorio y con las personas».

En este punto, ha puesto en valor que mientras en la última década el sector financiero ha cerrado el 50 por ciento de sus oficinas y ha despedido al 40 por ciento de sus empleados, Eurocaja Rural ha multiplicado sus oficinas dos veces y media y ha duplicado su plantilla.

«Nos resistimos a marcharnos, porque si nos vamos estamos abandonando a nuestros vecinos e incumpliendo lo que nuestros estatutos nos marcaron. Traicionaríamos nuestra función social, algo que permanece inalterable e inalterado casi 60 años», ha reivindicado.

RECUPERAR EL PRESTIGIO

Por su parte, el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, ha puesto en valor que en la estrategia contra el despoblamiento deben tenerse en cuenta cinco «claves fundamentales» como son la prestación de servicios, el empleo, las comunicaciones, las nuevas tecnologías y el prestigio.

Sobre este último, ha recordado que desde hace décadas el prestigio social en los pueblos llegaba para quienes se marchaban a trabajar a las ciudades y solo volvían a su pueblo los fines de semana.

«Tenemos que superar de una vez los resquicios que aún quedan de ese tradicional principio. Hoy estamos consiguiendo lo contrario, que el éxito sea precisamente vivir allí donde se vive feliz, cómodo y bien. Eso es lo que se consigue hoy en nuestros pueblos, donde se disfruta de una gran calidad de vida», ha explicado.

El presidente de la Diputación Toledana ha afirmado que el acceso a los servicios en las mismas condiciones tanto en el mundo rural como en el urbano es «de justicia social», pero para ello hay que tener «un colegio para los niños, un médico si nos ponemos enfermos, una ayuda a domicilio para nuestros mayores, una buena comunicación y una buena cobertura».

UN «CAMBIO DE TENDENCIA»

Finalmente, la alcaldesa de Toledo y vicepresidenta de la FEMP, Milagros Tolón, ha hecho hincapié en la importancia del diálogo, la escucha, el trabajo en red y las ayudas de las administraciones al mundo rural como herramientas para revertir los datos de la despoblación.

Tolón también ha coincidido en que desde la pandemia está existiendo un «cambio de tendencia» en el flujo migratorio. «La COVID nos ha hecho vivir momentos muy duros pero también mirar de nuevo al mundo rural como una opción segura ante los riesgos de las ciudades que estaban masificadas», ha recordado.

La alcaldesa ha reconocido que puede que las administraciones se hayan puesto en marcha «tarde» para combatir este problema, pero ha remarcado que ya se está haciendo «un gran esfuerzo» a través de medidas y planes para hacer llegar unos servicios básicos de calidad y también la tecnología a los municipios.

Milagros Tolón ha enfatizado que desde la FEMP se realiza un trabajo de «coordinación y colaboración» con el Gobierno central para acceder a los fondos Next Generation y también de difusión y asesoramiento a los pueblos más pequeños para hacer llegar a todos las ayudas y colaborar con ellos en su «compleja» tramitación.

Finalmente, también ha propuesto que las ciudades también tienen que colaborar para poner freno a la despoblación con medidas como el fomento del comercio de la proximidad que, ha desgranado, disminuye las emisiones de gases contaminantes, se promueve el consumo saludable de productos «frescos y nuestros» y se ayuda también a las explotaciones de la zona.

– patrocinadores –

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba