El hostelero Ramón Jiménez recibe el título de Tomellosero Ausente y presume de su pueblo, que lleva "en el corazón"

El hostelero Ramón Jiménez recibe el título de Tomellosero Ausente y presume de su pueblo, que lleva "en el corazón"

El hostelero Ramón Jiménez Calleja, que dirige la cocina de un conocido restaurante de Ibiza, ha recibido este sábado, de manos de la alcaldesa de Tomelloso Inmaculada Jiménez, en un acto institucional celebrado en el Auditorio López Torres, el título de Tomellosero Ausente, distinción con la que el Ayuntamiento de la localidad reconoce coincidiendo con la Feria y Fiestas de la ciudad.

Se trata de una distinción a propuesta de asociaciones o colectivos locales, a aquellos vecinos «que por circunstancias de la vida han tenido que marcharse en busca de nuevos horizontes en otras tierras, pero que no olvidan a su pueblo, de dónde vienen, ni el sentimiento que les une a su ciudad», ha recalcado.

Ramón Jiménez, ha dicho también la alcaldesa, «encarna muy bien lo que significa el título de Tomellosero Ausente», porque aunque está lejos, en Ibiza, «donde seguro que se tiene que vivir muy bien, siente con añoranza su ciudad, en la que ha crecido, ha vivido, ha desarrollado su profesión, ha creado su familia y de la que sigue estando muy pendiente», ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

El galardonado, que ha sido apadrinado por el también hostelero y presidente de la Asociación Provincial de Hostelería, Pepe Crespo, desarrolla su trabajo en Ibiza, ha destacado la alcaldesa, «llevando el buen nombre de Tomelloso» por bandera. Él, como el resto de tomelloseros ausentes «son nuestros mejores embajadores», cada uno desde su trabajo, en este caso, a través de la gastronomía.

Pero Ramón Jiménez contribuye además a mantener vivas las expresiones típicas tomelloseras y «los chascarrillos», de los que hace gala cada vez que tiene ocasión, «suscitando la curiosidad del turista», ha apuntado la alcaldesa, que ha relatado durante su intervención algunas anécdotas del hostelero. «Cuando uno habla de gastronomía en Tomelloso, es difícil no acordarse de Ramón, porque nos obsequiaba siempre con buenas viandas con las que sabía deleitarnos», ha recordado.

«Espero que en este día te sientas reconocido y querido por la gente de Tomelloso», le ha dicho Inmaculada Jiménez, incidiendo en que recibe el título en una jornada marcada por la tradición, ya que en ese momento se ha celebrado también en la Plaza de España el Mercado Tradicional que cada año forma parte de la programación de la Feria y Fiestas.

En esta jornada se celebra el hermanamiento de Tomelloso con la ciudad alicantina de Ibi, «a la que nos unen unos lazos muy estrechos». Por todo ello, hoy, «vas a vivir una Feria a lo grande», le ha deseado la alcaldesa, que agradecido también la presencia de todos los que han querido acompañarle en un día tan especial.

Ramón Jiménez, muy emocionado, ha dedicado el título a su hermano Emilio, fallecido, con el que inició su trayectoria en el mundo de la hostelería. Trayectoria que le llevó a tener en Tomelloso, en diferentes etapas, varios restaurantes, el último, antes de regresar a Ibiza donde empezó siendo muy joven su trayectoria profesional, «Las Viandas del Quijote». «Los dos empezamos a luchar juntos pero nos dejó muy joven», ha recordado sin apenas poder contener las lágrimas.

Ha querido dedicarlo también a su mujer y sus hijos, le acompañaba hoy su hija, «que me ayudaron mucho», a sus amigos de Tomelloso y a los de Ibiza, incluidos sus jefes, «que me han dejado venir a pesar de que teníamos el restaurante y el hotel llenos, diciéndome que no podía renunciar a estar aquí».

«Para mí es un honor muy grande recibir este reconocimiento por el que todo el mundo que me conoce, aquí y en Ibiza, me ha dado la enhorabuena». Un premio que, asegura, «en parte me hubiera gustado no tener que recibir porque eso significaría que sigo en Tomelloso», pero hay una frase que dice «no eches el ancla, coge el timón .¡mar adentro!», que ha marcado su vida y que esta mañana recordaba.

El recién nombrado Tomellosero Ausente presume en su isla de adopción de «tener un pueblo, Tomelloso», algo que, de lo que él se siente muy orgulloso, como hizo ver en una ocasión a unos clientes de ciudad que presumían de tener yates y casas maravillosas, diciéndoles que él tenía algo mucho más valioso, «que vosotros no tenéis», un pueblo. Y es que, asegura, él siempre lleva a Tomelloso en su corazón. A Tomelloso y a La Mancha, de la que también presume, como demuestra el sobrenombre con el que es conocido en la isla y que utiliza en sus redes sociales: «El Kijote en Ibiza».

«Estoy muy feliz de estar en mi pueblo y de recibir este premio que me entreguéis» , ha dicho momentos antes del inicio del acto.

Además de familiares, entre los que se encontraban su hija y su hermana y de amigos han asistido al acto las Madrinas y el Padrino de la Feria, el concejal de Festejos, Raúl Zatón, que ha ejercido de conductor del acto; los también concejales del equipo de gobierno, Montse Benito, Montse Moreno, Amadeo Treviño, Alba Ramírez y Francisco José Barato, así como varios representantes del grupo municipal popular.

MERCADO TRADICIONAL

El XVI Mercado Tradicional ha convertido la Plaza de España en lugar de encuentro en torno a las tradiciones y los usos y costumbres de antaño. La alcaldesa, Inmaculada Jiménez, ha recorrido este mercado, que se ha celebrado este sábado de Feria con un gran ambiente y mucha afluencia de público

La Plaza de España de Tomelloso se ha convertido en la mañana de este sábado de Feria en lugar de encuentro y reencuentro en torno a los usos y costumbres de antaño, con la celebración del XVI Mercado Tradicional, otra de las citas fijas en la programación de la Semana Grande de Tomelloso.

Allí ha estado la alcaldesa de la ciudad, Inmaculada Jiménez, acompañada por varios concejales del equipo de gobierno, con los que ha recorrido los diferentes puestos con los que se pretende recrear los antiguos mercados que se celebraban en la localidad, logrando hacer encaje entre antigüedad y modernidad.

No han faltado las mulas, los meloneros, los puestos de trabajos artesanales realizados con pleita, cueros y bordados; la panadería regentada por los ‘Canuthi’; conservas artesanales ( miel, queso, tomates verdes aliñados, encurtidos varios); zurra; nueces, botijos,; escobas artesanales; las populares mobylettes con sus alforjas; balanzas antiguas para pesar dulces y varios puestos solidarios a cargo de asociaciones de la localidad, entre una amplia y variada oferta que la alcaldesa ha invitado a conocer a los vecinos de la localidad y de otros lugares cercanos que estos días se desplazan a la localidad para disfrutar de la Feria y Fiestas.

En la Feria de Tomelloso, ha dicho Jiménez, «no podía faltar un mercado tradicional como este, porque uno no puede perder de vista sus orígenes», aquéllos, ha señalado, en los que se celebraban mercados en la propia Plaza de España, en el Parque de la Constitución o en el mercado de abastos, donde se podía adquirir los productos para la vida diaria.

Una estampa, que ha recordado, el artista Marcelo Grande plasmó en una de sus obras pictóricas que ella misma utilizó como estampa navideña para felicitar a los vecinos de Tomelloso.

«Es un deleite recorrer este mercado», ha dicho Jiménez y comprobar cómo era la vida antes y lo que hacían entonces para «hacerla más fácil y más cómoda» con instrumentos que hoy nos parecería impensable utilizar.

La alcaldesa ha entregado un diploma a Felipe Caro Díaz y a Eusebio Fernández Corrales, dos de los más participantes más veteranos del Mercado Tradicional, por su labor en el mantenimiento y recuperación de las tradiciones de la localidad, el primero de ellos por sus trabajos en miniatura y el segundo por los que realiza con esparto.

La alcaldesa ha agradecido el trabajo y la disposición de todas las asociaciones y comercios que participan en el Mercado Tradicional y la asistencia del numeroso público que ha transitado por él durante la mañana.

– patrocinadores –

Amazon Prime para niños

Síguenos en redes

Noticias destacadas

– patrocinadores –

Ir arriba